• Mar. 20, 2012, media noche

Cuando los nicaragüenses votamos por nuestros candidatos de la Alianza PLI-MRS en las elecciones presidenciales y legislativas, en Noviembre pasado, lo hicimos con la convicción de estar eligiendo a los mejores. A los más idóneos y a los más honestos. Y también, por qué no, a los más valientes.

A mí, por ejemplo, me impresionaba oír la firmeza con que Eliseo Núñez Morales, el jefe de campaña de la Alianza, dirigía sus presentaciones tanto en Nicaragua como en el exterior.  Y me llenaba de orgullo saber, que este joven valor liberal, fuera mi connacional.

Nada que ver con los viejos líderes de todas esas facciones, cuya tozuda presencia ahí, han hecho imposible el aggiornamiento que necesitan dichos partidos para no morir de inanición.

Pero algunos me dirán ¿Quién más viejo que Fabio Gadea? Pero los que conocen de cerca a Fabio saben, que él sólo estaba prestando su nombre y su integridad para darle la batalla al orteguismo con miras a  ganarle, para después apartarse prudentemente. Porque en Gadea no cabe un ápice de caudillismo o de continuismo, porque es justo lo que más detesta de la politiquería de Nicaragua.  

Yo simpatizo con el MRS. Pero eso no me quita decir, con gran solemnidad, que con Gadea liberal, acompañado de Edmundo Jarquín, el pueblo de Nicaragua se perdió la gran oportunidad de tener el mejor gobierno de sus tiempos modernos. Que hubiera superado, en mucho, a las administraciones de Doña Violeta y al del macroeconomista Enrique Bolaños, al que sólo le preocupó quedar bien con las financieras mundiales, dejando al pueblo intacto en su pobreza.

Ahora, con respecto al diálogo de la Alianza PLI con el FSLN, y de que Eduardo Montealegre dialogue cara a cara con Daniel Ortega, ¡quién dijo miedo! Si para eso son oposición. Yo no veo por qué no puedan hacerlo, cuando paradójicamente el orteguismo no puede hacer uso indiscriminado de su  aplanadora, so pena de dejar al descubierto ante la Comunidad Internacional, que planea otro fraude masivo para las municipales de este año, si deja intacto al mismo Consejo Supremo Electoral. Sabiendo que ni los Estados Unidos, ni Europa, saludaron “su victoria” ni han reconocido oficialmente su nueva gestión 2012-2017, que es su deseo más ardiente, que lo hagan.

Lo que si hay que aconsejar a Montealegre, es que vaya a ese diálogo, “chiva”, “ojo al Cristo” y portando objetos sagrados para su protección. Porque sabe, perfectamente, que quien platica con Ortega en su madriguera, sale “converso”, “transformado”, “jugado de cegua” y alabando su gestión.

¿Que cómo lo hace? Sus artilugios tendrán él y su mujer, que les funcionan.

¿Pruebas?.. Claro que sí: entre las personalidades que han platicado con Ortega y han salido adorándolo como sus fans, se cuentan, el Cardenal Obando, el Padre Bismark Carballo, Padre Neguib Eslaquit, Obispo Bosco Vivas, el Pastor Daniel Ortega Reyes, Pastor Guillermo Osorno, Pastor Omar Duarte y Reverendo Miguel Casco, entre otros.

Además, ideologías que han rendido ante el orteguismo: Unión Demócrata Cristiana (Jarquín Anaya), Partido Conservador Histórico (Doña Miriam), Diputados PLC, Partido Resistencia Nicaragüense (Kalimán), Convergencia Nacional (Hnos. Ferrey), Asociación Resistencia Nicaragüense (Comandante Chaparra) y fuerzas regionales como Yatama (Rivera, Fagot).

¿Se “convirtieron” estos porque el orteguismo es justo y su gobierno es lo más parecido al Reino de Dios? ¡Claro que no! lo hicieron por intereses prebendarios y de enriquecimiento personal.  Y en el caso de los religiosos, por haber cometido el mismo error elemental de Eva: haberle dado al diablo mentiroso la oportunidad de dialogar con él, y entrar es su esfera maligna, con las funestas consecuencias que ya todos conocemos. ¡Cuidado ratón!

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus