• Abr. 24, 2012, media noche

Aunque el gobierno sui-géneris de Daniel Ortega Saavedra y de Rosario Murillo Zambrana, se empeñen mañosamente, en presentarnos a su gobierno como uno, “Cristiano, Socialista y Solidario”, la verdad es que por abajo están cocinando todo un plan diabólico para montarnos a los nicaragüenses, un gobierno paralelo represivo de tipo paramilitar y de masas, compuesto por los serviles orteguistas “Consejos del Poder Ciudadano” y “Consejos de Liderazgo Sandinista” (CPC’s Y CLS por sus siglas, respectivamente), que tendrán su base de operaciones en todo el territorio nacional. Y especialmente fuertes, en los barrios proletarios de Managua. Que esperan entrar en función a toda capacidad, tan pronto pasen las elecciones municipales amañadas que se aproximan, cuando aparecerán disfrazados de “Concejales”.

Ortega y la Murillo, al igual que los demás gobiernos autoritarios del Alba, andan urgidos a la búsqueda de un sistema ideológico de gobierno que les permita ser, simultáneamente, Capitalistas Puros (en lo económico) y Marxistas Represores, en lo político-social.

Hallar esta fórmula les permitirá a ellos matar varios pájaros de un solo tiro:

Primer  pájaro: Engañar a la Comunidad Internacional de que ellos respetan las reglas del juego democrático, al manejar responsablemente la ayuda que llega del exterior, y a su vez, convocando a elecciones periódicas en el país, que aunque se descubran fraudulentas, saben que esos países no pueden mantener su atención por más de un mes, a la grita de los partidos opositores y de la sociedad civil nicaragüenses. Y esperan a que las denuncias se desvanezcan.

Segundo pájaro: Mantener su status de nuevos ricos el mayor tiempo que puedan, para ellos y para sus “Chigüines “que ya están a la espera. Tomas Borge, antes de irse al Valle del Hinnom, vivió una vida llena de placeres, sensualidad, comidas, buenos licores, y riquezas, por los últimos treinta años, a costa del sufrido pueblo de Nicaragua. Ortega y la Rosario han vivido como Claudio y Agripina, borrachos de poder.  Arce, es el dios de los excesos, Dioniso.  Y Roberto Rivas, ¡ay Dios mío! Sólo comparable con el cerdo Rey de Sardes, Creso. Todos a cual más disolutos.

  La etiqueta de “Cristianos Socialistas y Solidarios” nos la meten a diario a través de sus medios de comunicación partidarios, y en anuncios pagados en los medios independientes.  Un bombardeo ideológico, que saben ellos, hace su efecto en un pueblo analfabeto en cuestiones políticas, como lo es el nuestro.  Cabe decir que estos organismos de control poblacional en plena formación, son mucho más dañinos de lo que fueron los CDS en el pasado, que por lo menos tuvieron su razón de ser en los albores de la revolución, antes de ser pervertidos por los cuadros intermedios del Frente.

Pero nuestro pueblo, lamentablemente,  sigue siendo un pueblo manipulado por Ortega y su consorte, tal como lo demuestra la última encuesta de los M&R Consultores, que sacó como resultado a un alto porcentaje de nicaragüenses, expresando su respaldo a la gestión dictatorial del mismo Ortega. Lo cual indica que seguimos siendo inocentes en las cosas sociales. Ortega y su mujer nos están atrayendo hacia la perfección de su infierno, si logran consolidar estos mecanismos de vigilancia y represión contra el pueblo disidente. Porque sus zombies sólo entienden, por democracia, la que ellos les han enseñado: la “democracia de las manos alzadas en las plazas”, opuesta a todo tipo de democracia formal.

 El pueblo nicaragüense y los héroes y mártires, regaron su sangre para dejarnos en plena vida de libertad y democracia. Una democracia representativa (llamada por ellos genéricamente, “neoliberal”), que no será perfecta, pero que tiene su principio básico en la libertad. Una libertad donde el pueblo elige alternativamente a sus mejores representantes, sin presiones ni malicia de ningún tipo. Para que actúen en base a sus intereses. Pero donde esos mismos funcionarios conservan la libertad de ejercer su propio juicio.

Para no caer en dictaduras populistas baratas.

Este principio libertario de las democracias clásicas, les causa severa alergia y ronchas a los opresores. Y Ortega tiene justamente, vocación opresora. Y la Chayo es opresora. Y su ejército y su policía también. Y sus organismos de masa. Porque el concepto de democracia que ellos manejan es la misma que tuvo Kim Il Sung, en Corea del Norte, y la que tienen los hermanos Castro, en Cuba.

Pero este tenebroso proyecto de muerte, que cocina la Rosario en su caldero de bruja, no les llegará muy largo, porque Dios Todopoderoso y el pueblo amante de la democracia y de las libertades, se encargaran de abortárselo muy pronto. Los danielistas torpes, no saben leer los signos divinos. No ven que los infortunios serán una constante en este nuevo período inconstitucional y fraudulento, que Daniel ha usurpado. Y que en buena lid, no le pertenece.

Hace pocos meses a un funcionario consular en Miami se le murieron seguidos, un hermano y una hermana, en Managua, con apenas cuatro meses de diferencia, uno del otro. Un golpe duro para él, pues le llegó el duelo por partida doble y es algo que lo debía poner a reflexionar. Pues no es un hecho tan normal. Los orteguistas debían darse cuenta que su ceguera ideológica les acarrea maldición a ellos, pero también a sus familias. Y este funcionario participó en el esquema del fraude electoral pasado.  

Tomás Borge duró un mes para morir. Y ahora hay un cuento de pasillos que dice, que esa decisión de los médicos de ponerlo en coma inducida, se debió a los delirios y angustias que presentaba el agónico ante la inminencia de su muerte. Como si temía lo llevaran a un lugar desagradable. Y cabe decir que esa decisión equivalió a una muerte eutanásica del tipo Kevorkian.

Borge está catalogado como de esos muertos que nunca mueren, pero su deceso está inaugurando la primera baja de la bancada ilegal de los diputados orteguistas en la Asamblea Nacional (antes no hubo muertos entre ellos, solo de las bancadas opositoras, extrañamente) y estoy seguro que ahora no será el único, porque todos ellos están señalados para la desgracia. Además que ya se sienten vientos navideños llegando del Atlántico.

Pero nosotros los demócratas, hijos de Dios, debemos estar tranquilos y serenos. Apoyando la lucha como lo hicimos antes. Como lo supimos hacer en su momento. Porque como bien lo dice la presentadora de televisión, María Elvira Salazar: “Si Dios está con nosotros, ¿quién podrá contra nosotros?” ¡Y al traste con el orteguismo opresor!!

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus