• Abr. 25, 2012, media noche

Alguien me comentaba en el blog pasado que los pueblos votan hoy en día, no tanto por criterios ideológicos, o partidarios, sino por el líder carismático que ellos piensan les podrá resolver sus necesidades materiales inmediatas.  Lo cual implica que mucha gente vota con el estómago, y no por razones cívicas y convicciones firmes.

Entonces vemos, con mucha pena, que las decisiones colectivas ya no son las más sabias, cuando de elegir a los mejores se trata. Porque escogen con preferencia a caudillos paternalistas o asistencialistas.  Eso parecía ser la intención del candidato a la presidencia de la República Dominicana, Hipólito Mejía, cuando escogió como lema de su campaña, la frase sugerente: ¡Llegó Papá! ¡Llegó Papá!, pero no ganó, porque tuvo la mala suerte, que ya tenían a ese “Papá” en el país, con Leonel Fernández en la presidencia. Quien se ha va continuar a través de su esposa, ahora que la han elegido como vicepresidenta oficial de ese país.

Esa nueva moda de los presidentes de “extender” sus períodos de mando a través de sus consortes, no tardará mucho en llegar a Nicaragua, con nuestra primera dama, cuando le pasen la seña a su Asamblea Nacional , que le borren cualquier obstáculo o escollo constitucional que la impida postularse a la primera magistratura de la nación. Y póngale sello que eso se a dar, si acaso no surge por ahí una “Purísima” con mucha pólvora, que se lo impida. Un evento que nos regrese a los nicaragüenses a la normalidad democrática que mucho necesitamos. Y que tiene reglas más o menos fijas, teorizadas por los sabios desde la misma antigüedad clásica, desde los griegos.

Procedimientos Universales de la Democracia
(1)-Todos los ciudadanos que hayan alcanzado la mayoría de edad, sin distinción de raza, religión, condición económica y sexo, deben disfrutar de sus derechos políticos, y derecho a la propia opinión, formada lo más libre posible, para elegir a quien deseé.

(2)-El voto de todos los ciudadanos debe tener el mismo peso.

(3)-Todos los que disfrutan de sus derechos políticos, deben votar en una competición libre de los grupos políticos organizados, en concurrencia con ellos.

(4)-Los ciudadanos deben poder elegir entre soluciones diversas que les presenten los partidos políticos en la contienda electoral.

(5)-Tanto para las elecciones generales, las regionales, las municipales y los referéndum, debe valer la regla numérica del más votado.

(6)-Ninguna decisión tomada por la mayoría debe limitar los derechos de la minoría perdedora, particularmente el derecho a querer volver  a ser mayoría, en el siguiente sufragio y en igualdad de condiciones.

(7)-La democracia tiene un valor en si, porque a través de ella pasa la creación de las condiciones para el desarrollo multiforme de cada personalidad, de su responsabilidad y activismo civil.

(8)-La democracia clásica, venida desde el pensamiento griego, debe ser el común destino del mundo. Porque aunque parezca vago, es la única y exclusiva forma de tener un gobierno del pueblo y para el pueblo. Y todo lo demás, lo que no sea ella, tiende a la opresión.

(9)-La democracia verdadera es la que refleja las virtudes de los ciudadanos, no sus defectos y sus groserías.

(10)-La democracia verdadera  nunca debe convertirse en un “elitismo político” (Bobbio).

(11)-El anarquismo no es una forma democrática de gobierno.

(12)-Un gobierno que usa vilmente “la arenga” para lograr los votos, es un gobierno espurio y dictatorial.

(13)-La democracia es un método para la creación social (Kelsen), no para su destrucción.

(14)-Sólo en un régimen democrático la clase política puede ser cambiada sin derramamiento de sangre.

(15)-No se debe abusar de las reformas constitucionales. Ellas salen naturales con la evolución democrática del propio Estado.

En un futuro no muy lejano, Nicaragua necesitará de una Reforma Constitucional Amplia, cuando haya pasado la noche oscura que ahora tenemos. Y luego la conmoción.

 

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus