• Mayo 30, 2012, media noche

Yo sé que debería estar escribiendo sobre seguridad ciudadana para participar en el Festival de Blogs, pero no pude dejar pasar el notición del viaje de vacaciones de Arnoldo Alemán por Cuba, Rusia, China y demás escalas de una línea área que me suena a mis años de niñez.

Y es que Arnoldo regresó con una gran epifanía: EEUU no es el mundo. Tremendo. Yo no tengo nada personal en contra de Arnoldo, qué va, ni el hecho de que gracias a él miles de gorditos como yo ganamos mala fama. “Ese gordo hijoe…” decían varios de mis amigos, borrando todo el trabajo de mercadeo que nos ha costado ganarnos la fama de amables, alegres y abrazables.

Yo me encontré una vez a Arnoldo camino a Chicago, cuando aún los dos teníamos Visa para entrar a Estados Unidos. Esa vez él iba con casi toda la familia, parecía que a un evento importante. Iban todos elegantes, en primera clase, con alguno que otro que parecía su guardaespaldas.

En esa época sus hijos estudiaban en colegios “norteamericanos” del país, mientras otros habían estudiando en universidades en EEUU. Hasta apartamentos tenía él y su familia por allá. Negocios también, más lucrativos que una carne asada en El Nuevo Centro Comercial Managua en Miami, supongo.

Ahora, en una conferencia de prensa que me la imagino más parecida a la de una celebridad arrogante (“respondón” dice un artículo), que a la de un Ex Presidente cuando menos “controversial”, le vino a contar a los periodistas de las maravillas de Shanghai, de paso burlándose de lo sobrevalorado que es Nueva York, ciudad que conoció entre otros momentos cuando iba a la sede de las Naciones Unidas como Presidente de Nicaragua.

Aquellos que leen este blog saben que vivo obsesionado con cómo cambian los tiempos. Yo que había escuchado de esa aerolínea y sus escalas de varios días por medio mundo no-alineado, de boca de voluntarios internacionalistas que venían a trabajar por la revolución sandinista, no me dejó de parecer extraño ahora escuchar al hombre que se “robó el corazón de Nicaragua” hablar de los mismos lugares con tono de inversionista extranjero.

Ahora que yo tampoco tengo Visa para Estados Unidos igual que Arnoldo, y que como muchos saben me muero por un Lada 4X4, creo que podría sugerirle formar un club de gorditos sin Visa gringa que ven con interés el fortalecimiento de las Economías Emergentes (Brasil, China, Rusia e India). Sin embargo, algo me hace pensar que mis intereses y los de Arnoldo no son los mismos, quizás ni siquiera compatibles, aunque seamos parte de un selecto grupo.


** Pequeño comercial: En las últimas semanas he tenido problemas para "administrar" mi agenda de publicación. Les quería pedir, que si les gusta el blog, se inscriban al boletín a través de correo electrónico que se envía cada vez que hay un nuevo artículo. Dar clic al link:  Suscribirse a Periodista en Pijama por correo electrónico

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus