•  |
  •  |
  • END

Pobladores de la comunidad El Tamarindo de León, temen la contaminación del río del mismo nombre, pues aseguran que Enacal y la Alcaldía de La Paz Centro, están construyendo un retenedor para verter aguas negras a este manto acuífero violando la Ley General del Medio Ambiente.

Eddy Antonio Montes, vocero de los Salineros Criollos de Nicaragua, hizo la denuncia ante las autoridades correspondientes del gobierno, entre ellos Marena, Magfor, Inafor y la Procuraduría del Medio Ambiente de León; debido a la violación del vertimiento de aguas negras al río Tamarindo.

“El Río Tamarindo es una fuente de agua potable para la comunidad, además de ser un sustento alimenticio que provee a los pobladores del consumo y comercialización de pescados y mariscos, en donde muchos de los salineros se proveen de agua para sus salinas, siendo uno de los mayores productores de sal a nivel nacional”, explicó Montes.

Señaló que la Ley del Medio Ambiente es una ley de orden público, y no se puede renunciar a este derecho ni alterar por voluntad de personas ni por aplicaciones de normas extranjeras esta situación, expresa el artículo 2 de la Ley General del Medio Ambiente.

Además, dijo que las instituciones gubernamentales están violentando esta ley, según el artículo 113, que prohíbe el vertimiento de sustancias o desechos contaminantes a los alvéolos de río, lagos, lagunas y cualquier otro curso de agua, y asimismo el artículo 126, que prohíbe la contaminación de agua potable que una comunidad esté usando para su consumo.

Esta inquietud ya ha sido expuesta por los habitantes de El Tamarindo a la Alcaldesa municipal de la Paz Centro, Lesbia Abarca, y a la delegada departamental de esta misma institución, Carolina Delgadillo, y a la representante legal en Managua. Pero según comentarios de la representante legal de Enacal en Managua, es que le interesaba más la limpieza del Lago de Managua que del Río Tamarindo, dando así a entender lo importante que es para ella pulir un afluente natural, lo que pone en peligro y riesgo a diez mil personas que hacen uso del río Tamarindo.

Los pobladores de Río Tamarindo demandan a las autoridades correspondientes se les presente el Documento de Impacto Ambiental, DIA, donde el proponente da a conocer a la población en general y a las autoridades correspondientes, la interpretación del Estudio de Impacto Ambiental, EIA, en un lenguaje regular para el entendimiento de la población en general. Además, demandan que se les provea en la Evaluación Ambiental y Evaluación Ambiental Estratégica, dándoles a conocer a través de estos análisis y monitoreo qué debe haber antes de verter esta agua a un afluente natural, dijo el vocero de los salineros.

Montes calificó de burocracia a todas estas autoridades del Medio Ambiente, debido a que estas instituciones se lanzan “la bola” evadiendo sus responsabilidades, entendiéndose que cuando se da una afectación al Medio Ambiente, todas las instituciones involucradas deben tomar interés, debido a que las aguas con alta cantidad de cloro mata la flora, además afecta al ganado esterilizándolo, al punto que afecta a los productores del sector.

Ante esta situación hacen un llamado al presidente de la Republica, para que delegue una comisión que revise el caso, ya que está en peligro una fuente natural. “No olvidemos que las aguas del Río Tamarindo en conjunto con las del mar dan origen en medio de esta comunidad al balneario del mismo nombre, haciéndolo único en su calidad al dar naturalmente la experiencia de gozar dos tipos de agua: dulce y salada”, explicó.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus