•  |
  •  |

Los obstáculos y “sube y bajas” del proyecto de reformas constitucionales que se viene planteando en Nicaragua fueron debatidos este fin de semana en Granada, durante un foro promovido por la Universidad Santo Tomás de Oriente y Mediodía (Ustom).

Dicho foro estuvo precedido por el rector de la Ustom, doctor Roberto Ferrey, y el analista político, doctor Fanor Avendaño, quienes hicieron una remembranza de la política nicaragüense, contextualizaron el proyecto de reformas y comentaron acerca del régimen parlamentarista y la experiencia en otros países.

Avendaño explicó que lo que pretenden crear realmente en Nicaragua no es un parlamentarismo legítimo tradicional, sino un presidencialismo compartido, con repartición de facultades, algo muy similar a lo que hay en Perú, donde tienen un presidente y un primer ministro.

Jefe de todo

Este régimen, según el experto, daría la potestad al Parlamento de elegir al primer ministro y continuar eligiendo a los miembros de los demás poderes del Estado. En el caso del presidente, éste sería jefe de Estado, jefe de gobierno y jefe de las Fuerzas Armadas.

“En otras palabras, lo que el presidente quiere es convertirse en monarca o convertir la presidencia en su monarquía”, manifestó.
Por su parte, el doctor Ferrey manifestó que la Constitución de 1987 no ha aportado soluciones al enfrentamiento de los poderes Ejecutivo y Legislativo, “ha sido parchada varias veces, en el 95 y en 2000, lo que no dio los resultados que se esperaban”, expresó.

“Incluso, las reformas de 2000 refuerzan el bipartidismo y vemos que la gente vota por cuatro partidos, eso significa que no quieren esa imposición”, explicó Ferrey.

Por otro lado, Avendaño también se refirió a los comentarios sobre que el presidente Ortega, a través de las reformas, deje las puertas abiertas para una elección posterior de su esposa, y dijo que “eso es mentira, no le está dando concesión a su esposa, porque en la propuesta presentada por el Frente Sandinista no hay cabida para que un familiar por afinidad o consanguinidad pueda ser candidato”, señaló.

Según el analista, eso significa que en nuestro país jamás puede ocurrir lo mismo que pasó en Argentina, donde la primera dama, Cristina Fernández, se convirtió en presidenta de la República.

Obstáculos al parlamentarismo

Durante su discurso el experto aclaró que en Nicaragua hay varias razones que impiden un sistema parlamentario.
Según él, los países con este tipo de sistema se caracterizan por ser altamente participativos, disciplinados e institucionalmente democráticos. Además, son autosostenibles económicamente, como España y Portugal.

“Con más de 400 mil niños que no concluyen la primaria y más del 80 por ciento de jóvenes que desean ser profesionales aunque no consigan empleo, no tenemos resueltos los problemas de educación, por eso y por mucho más todavía no podemos dar el salto”, subrayó.
 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus