19 de abril de 2008 | 17:49:00


Rod Carew y el arte de batear
| END

El bate y el agarre

Pasión

El bate y el agarre
Rod Carew.


comentar




Noticias eMail

Reciba gratis el informe de las principales noticias en su correo electrónico

Tomado de su libro

Tengo el más grande respeto por mis bates. Utilizo uno de 34 pulgadas y media de largo y 32 onzas, elaborado de fresno. La parte superior tan ancha como las reglas lo permiten, proporcionándome una gran superficie de contacto.

El mango es muy estrecho, casi del ancho de una moneda de 25 centavos, la combinación de lo ancho y delgado me proveen de la adecuada mezcla de poder y rapidez que deseo. Pero no voy a decirte qué bate es el correcto para ti; no hay una regla definida de que si eres de este alto y peso, el bate X está bien para ti. Tiene mucho que ver con la fuerza de una persona, el tipo de bateador que es y, en algunos casos, cuál bate está disponible. Yo sugiero, sin embargo, experimentar con varios largos y medidas del mango hasta que encuentres la combinación que te gusta y que funciona mejor para ti.


Clave sentirse cómodo
Pero no esperes resultados inmediatos. Me tomó hasta 1970, mi cuarto año en las ligas mayores, encontrar mi bate. Hasta esa fecha estuve usando unos pesados de 36 onzas. Un día en Lakeland, Florida, estaba observando a Al Kaline, el outfielder miembro del Salón de la Fama de los Tigres y un hombre de 3,000 hits, tomar las prácticas de bateo. Cuando Al terminó, le pedí que me enseñara su bate. (Parecía como si se doblaba cuando realizaba un swing en la jaula de bateo). Su bate era muy delgado y liviano --solamente 32 onzas-- y muy cómodo en mis manos. Le pregunté a Kaline por qué utilizaba este modelo. Su respuesta fue sencilla: Me sentí bien.

Lo mismo pasó con Harmon Killebrew. Usaba un bate de 32 ó 33 onzas, y podía batear una pelota a 500 pies. Hank Aaron y Reggie también. Ninguno sentía que tenía que cortar el tronco de un árbol para el home plate, y han bateado 1,300 cuadrangulares entre todos ellos. Con Reggie todavía contando. Así que no te dejes atrapar en esos juegos mentales que la gente juega, aquellos de las reglas como “mientras más grande sea el bate mejor será el disparo”. Es un mito.

Pon en mente que lo cómodo que sientas un bate es la clave. Por ejemplo, yo cambio de bates en ocasiones, reemplazando mi bate regular a finales de la temporada por un modelo más corto y más liviano. La razón es que mis brazos están cansados y no quiero perder ninguna rapidez, así que sacrificaré algún peso.


Ojo con el peso extra
Una vez que has seleccionado un bate, trátalo con respeto. Yo limpio todos mis bates religiosamente del exceso de tierra y brea de pino, de forma que no cojan peso extra. Además, me gusta el aspecto de un bate limpio y un uniforme fresco y limpio. Dice mucho acerca de tu sentido de orgullo. Y no me gusta que mis compañeros de equipo o extraños recojan o hagan swing con mis bates. Siento como si fueran de mi propiedad y no quiero que “personal no autorizado” los maneje. En un viaje a Nueva York, poco después de que obtuve mi hit número 3,000, el sexto de mis bates “desapareció” del cuarto del armario del Yankee Stadium. No puedo decirle lo desconcertante que fue eso. Ahora estoy empezando a comprender porqué Pete Rose carga sus propios bates.

Finalmente, cuando se refiere a escoger “buena madera”, te diré un par de secretos. Busca bates en los que las rayas de las fibras estén más separadas; es señal de un tronco sólido. También busca un bate con nudos en la superficie, es la parte más dura de cualquier madera. También puedes endurecer un bate “deshuesándolo”, frotando el bate a lo largo de las fibras con un hueso duro u otro bate de béisbol. Esto comprime la madera, haciéndola doblemente sólida en la superficie.

Otro truco mío, uno desafortunadamente no accesible para muchísimos jugadores por debajo del nivel de liga mayor, es mantener tus bates cercanos a un sauna. El calor seco de un sauna cuece los puntos malos ó débiles de la madera y reduce la astilles. Fuera de la temporada, mantengo mis bates en una caja llena de aserrín y los coloco en un lugar caliente en mi casa. El aserrín actúa como un tope entre mis bates y el medio ambiente, absorbiendo cualquier humedad antes de que pueda filtrar dentro de la madera.


El agarre
Ty Cobb agarraba el bate más arriba y utilizaba un agarre dividido, con una brecha de una pulgada entre las manos superior e inferior. ¿Su promedio en 24 temporadas de liga mayor? Solamente .363. Mickey Mantle, mientras tanto, disparó 536 cuadrangulares para los Yankees de Nueva York en 18 temporadas de liga mayor. ¿Su agarre?. La mano inferior tan abajo del mango del bate que su dedo meñique le daba la vuelta al final del botón.

La moraleja de esto es que no hay absolutismos en el agarre de un bate de béisbol. En general, el sentido común y la comodidad son las claves para el agarre adecuado. Quieres hacer las cosas sencillas, hacer el trabajo sin hacer un enredo grande, y hay un sinnúmero de formas de lograrlo. Hoy en día muchos jugadores de liga mayor se inclinan nada más a “lo que es confortable”. Eso a menudo significa agarrar el bate en un área de las manos donde la palma termine y los dedos comiencen, la alineación no más compleja que alinear tus nudillos. Con eso quiero decir que los nudillos en la primera articulación de cada mano deberían estar en una línea. No hay nada malo con este agarre excepto que es el único agarre que muchos coach enseñan

La tensión, un enemigo
Si la alineación de los nudillos no es cómoda, experimenta y encuentra un agarre que lo sea, y que no sea difícil de hacer. Solamente agarra el bate y deja que tus dedos hagan el trabajo. Sé tan natural como sea posible, no poniendo el bate demasiado adelante en tus dedos o demasiado atrás en tu palma. Imagina que tocas una trompea o un saxofón. Siente la madera; no agarres el bate demasiado fuerte. La tensión es tu enemigo y en una lección fácil puedo mostrarte porqué.

Empuña cualquier mano. Observa adentro de tu muñeca en los tendones. ¿Ves la tensión? ¿Sientes la tirantés? Por supuesto que sí. Ahora aprieta tus dedos dentro del puño pero no tan fuertemente.

¿Ves la diferencia cuando observas tu muñeca? Esa tensión extra prohíbe tu habilidad para generar velocidad en el bate, porque las muñecas y los antebrazos -–fuentes de velocidad en las manos y poder-- están atados en un nudo.


Hay que ser flexible
Mi preferencia es agarrar el bate muy ligeramente con mi mano inferior. Mi mano inferior (ya que bateo desde el lado izquierdo), es la derecha, que ejerce una presión muy pequeña, actuando casi como timón para mantener mi swing en curso. Mientras tanto, mi mano superior agarra el mango del bate flojamente, apretándola mientras el lanzamiento sale de la mano de mi oponente. La mano superior “nunca” debe sujetarse duro sobre el bate; mejor debería mantener un agarre firme. Esto te hace (A) un bateador más relajado y (B) un bateador más flexible, capaz de maniobrar el bate rápidamente y eficientemente a través de la zona de strike.

Es igualmente importante cuidar tus manos (he hecho una gran vida de las mías). Trátalas cuidadosamente, amorosamente. Nunca meto mis manos en enfriadores de agua; no ataco los armarios ni las paredes. Ésas son peleas que no puedes ganar. Sobre el bate, las coloco flojamente, libres de tensión, creyendo si vas a apretar el bate sobre contacto de cualquier forma. ¿Por qué forzar el resultado? Mantener mis manos flojas me permite maniobrar el bate mejor, disminuye la tensión en la pared superior del cuerpo y me permite atacar ciertos lanzamientos que, si mis manos estuvieran enrolladas fuertemente alrededor de la madera, nunca entraría a tiempo.

Una vez que has establecido un agarre, es tiempo de imaginarte dónde quieres colocar tus manos en el bate. Personalmente, opto por agarrar el bate moviendo las manos hacia arriba. Esto no solamente hace más rápido y corto el golpe sino que aumenta tu facilidad de maniobrar.


Comentar este contenido




imprimir comentar

Compartir

Otras noticias en Pasión




Lo más popular



Lo más comentado

El mundo está demasiado loco

elnuevodiario.com.ni |

¡El mundo está cada vez más loco! ¡Desquiciado! Es una especie de manicomio ambulante a...

21 Comentarios

Hamas gana

elnuevodiario.com.ni |

Ha ganado Palestina el pulso a Israel. Pagando un horrendo tributo de víctimas civiles y un no menos horrendo...

13 Comentarios

Parricida confiesa crimen

elnuevodiario.com.ni |

“Maté a mi mujer porque me era infiel, ya no soportaba esa situación, aunque estoy arrepentido...

12 Comentarios

Kilómetro 4 Carretera Norte
Managua, Nicaragua
web@elnuevodiario.com.ni
Teléfono: (505) 2249-0499
PBX/Fax: (505) 2249-0700