Secciones
Multimedia

Vásquez, el mejor deportista aficionado de Nicaragua vuelve a los juegos

Orlando Vásquez peleará la medalla de oro en la categoría de los 56 kilogramos en levantamiento de pesas

Orlando Vásquez es el hijo pródigo que regresa con Nicaragua a los Juegos Centroamericanos. Sus seis medallas de plata en halterofilia en Panamericanos, representan dos tercios del total de lo que su país ha obtenido en esas justas.

El presidente de la Federación Nicaragüense de Levantamiento de Pesas, Miguel Niño, en declaraciones a Efe recuerda que Vásquez es el mejor deportista aficionado que ha producido Nicaragua, donde se le conoce como 'el pequeño acorazado'.

Vásquez, de 43 años, peleará la medalla de oro en la categoría de los 56 kilogramos en levantamiento de pesas, de acuerdo con Niño.

La de Vásquez es una historia de superación en ciernes. El alcohol y las drogas lo llevaron al retiro en 2002. Pero hace un año empezó un proceso de rehabilitación en una zona montañosa de Nicaragua, a 175 kilómetros de su casa, ubicada en un barrio populoso de Managua.

Pasó once años en el retiro, pero tiene argumentos para aspirar a colgarse una medalla, pues en diciembre se convirtió en campeón nacional en las categorías de 56 y 62 kilogramos, en una disciplina en la que Nicaragua acostumbra a obtener preseas regionales.

De acuerdo con Niño, él es la más fuerte posibilidad que tiene su país de alzarse con un oro.

Su rutina de entrenamiento es la misma que la del resto de competidores de levantamiento de pesas, con estiramientos, flexiones y cargas cada mañana. A pesar de la ausencia de los entrenamientos y la edad, su talento natural permite que se le vea en forma.

El plusmedallista continental espera que los Centroamericanos de San José lo regresen a su época de gloria, lograda a fines del siglo pasado.

Vásquez en realidad ganó nueve medallas en Juegos Panamericanos, las últimas en 1995, pero fue despojado de las primeras tres en 1987, por uso de diuréticos, según datos del Comité Olímpico Nicaragüense (CON).

En octubre pasado volvió a competir. Dos meses después ganó los títulos nacionales en los 56 y 62 kilogramos.

Los Centroamericanos representan más que una medalla para el pesista. Ganar un metal podría enderezar de una vez su vida, ya que su única profesión es la de preparador físico, actividad que no pudo ejercer mientras fue dominado por sus adicciones.

Vásquez no espera lograr el nivel alcanzado en los Panamericanos Indianápolis'87, La Habana'91 y Mar del Plata'95, pero cree que una medalla de plata es segura en los Centroamericanos de San José.

La delegación de Nicaragua está integrada por 539 personas, de ellos 385 deportistas y otros 154 entrenadores, médicos y auxiliares, entre otros, según el CON.

Nicaragua competirá en ajedrez, atletismo, baloncesto, balonmano, béisbol, boxeo, ciclismo, ecuestre, esgrima, fisicoculturismo, fútbol, halterofilia, judo, kárate, lucha, natación, racquetball, sóftbol, taekwondo, tenis, tenis de mesa, triatlón, voleibol y voleibol de playa.