10 de septiembre de 2013 | 00:05:00


El “Pulpo” Espinoza desea entrenar a niños

San Marcos, Nicaragua | elnuevodiario.com.ni

“En el fútbol tu vida útil dura poco”


Denis Espinoza Camacho, mejor conocido en los seguidores del fútbol nica como el “Pulpo” Espinoza, conversa con El Nuevo Diario sobre su vida y el deporte que lo apasiona

Por Francisco Jarquín Soto | Pasión

“En el fútbol tu vida útil dura poco”
Denis Espinoza Camacho, el “Pulpo”, en su casa, donde confiesa ser buen cocinero y amante de los gallos aunque no frecuenta las galleras. LISANDRO ROQUE/END


comentar




Noticias eMail

Reciba gratis el informe de las principales noticias en su correo electrónico

San Marcos es un pueblo pequeño, pero muy tranquilo. Es tan pequeño que, con seguridad, todos sus habitantes se conocen. En sus calles poco transitadas, es difícil no encontrar a alguien con uniforme de algún equipo de fútbol.

En este pueblo, cuyos habitantes son tan aficionados como pocos en el país por el fútbol, nació hace 30 años Denis Espinoza Camacho, mejor conocido como el “Pulpo” Espinoza, por miles de seguidores de ese deporte.

Espinoza Camacho vive en una casa acogedora, chiquita, pero con lo necesario para compartir con sus hijos, Denis y Cristiana, de nueve y de siete años, además de su esposa Yira Meléndez, de quienes habla con mucho orgullo.

El “Pulpo” vive cómodo a pesar de que su hogar es una pequeña parte de la enorme casa construida por su padre, Ángel Denis Espinoza, quien falleció en un accidente cuando el portero de la selección nacional tenía escasos 13 años, sin embargo, Denis Espinoza habla con tanto respeto de su progenitor, que pareciera que él está presente mientras se da esta conversación con El Nuevo Diario.

Las fotos

En la sala resaltan fotos familiares y entre ellas se observaron algunas donde se le ve vestido y listo para jugar fútbol, solo que con los uniformes del Diriangén, del Ferreti y de la Selección Nacional de Nicaragua.

Pero la foto que predomina en el muro de su sala es una enorme, donde está con el club que lo vio nacer como portero de Primera División, San Marcos FC, donde cobró su primer salario. “En aquel entonces me daban C$500, pero sentía que eran como C$5,000”, recuerda entre carcajadas. “Me sentía en la gloria, apenas tenía 15 años, pero el fútbol ya era parte importante de mi vida”.

De ese tiempo acá ha pasado más de la mitad de su existencia cuidando tres postes como si de eso dependiera su vida. Aunque de cierto modo así es, porque con la partida de su padre, y siendo el único varón de tres hermanos, la vida le planteó retos desde muy temprana edad, y tuvo que pensar como el hombre de la casa.

Los pulpos y el origen de su sobrenombre

En la sala también sobresalen pulpos de peluche de muchos colores: morados, verdes, naranjas y azules, entre otros. “Cuando vemos uno lo compramos, no importa el color”, dice su esposa Yira Meléndez, como explicando la razón del porqué la variedad de colores y de tamaños.

Es una colección que no responde a su afición a los animales, sobre todo a los gallos de pelea, sino en homenaje a su sobrenombre, el “Pulpo”, como lo calificó un narrador al ver su capacidad de atajar casi todo lo que le tiraban a la portería.

Bajo ese apodo se ha ganado la fama de ser el mejor guardameta del país por casi diez años, y a ratos la de ser el más fogoso de su equipo cuando las circunstancias lo exigen.

 

 

Denis Espinoza, portero del San Marcos, del Diriangén y del Ferreti

Un “Pulpo” en la vida

La imagen de Espinoza, sin embargo, está lejos del hombre en que se convierte cuando se quita el atuendo de portero. Es una persona fácil de palabra, autocrítico y de buen humor. No le gusta bailar, “soy de los que comparten con los amigos. Tampoco me considero un experto en cocina, pero no me muero de hambre. Cocino huevos, frijoles o gallopinto. Lo básico para comer. No soy tampoco un hombre complicado”.

Este jugador del San Marcos, del Diriangén y del Ferreti, más conocido con el seudónimo del “Pulpo”, habla más de su vida con El Nuevo Diario.

¿Te gustan los gallos de pelea?

“Mucho. Tengo varios, pero no creás que voy a las galleras a ponerlos a pelear, porque ni tiempo me da con el fútbol. Los tengo donde un amigo, y en la casa me dejé unos pollitos que estoy criando.

¿Esa es tu otra pasión?

Me gusta tanto que quisiera estudiar veterinaria o ingeniería agrónoma, porque disfruto mucho también el campo, el medioambiente. Pero no me da tiempo. He comenzado varias carreras en la universidad, pero las dejo por lo mismo. Comencé derecho, administración de empresas, mercadotecnia y la farmacia que me gustó mucho. Pero tengo que buscar qué hacer antes de que me quede fuera del fútbol.

¿No te mirás entrenando en el fútbol después de retirarte?

“Sí, pero no en Primera División. Quisiera hacer una academia para niños, entrenar a los futuros porteros que tanto necesitamos. Es algo que siempre critico en mi equipo (Ferreti), que no tengo entrenador y me fajo con lo que sé, con lo que aprendo por mi cuenta, y eso te ayuda, te plantea retos, pero llega un momento en el que llegás a un tope, y quizás eso está ocurriendo en este momento de mi carrera”.

¿Vivís bien con lo que ganás en el fútbol?

Mirá, no tengo para decir que voy a invertir en un negocio y voy a dedicarme a eso. El fútbol acá no te da para pensar así. Pero desde joven he ganado bien, excepto en San Marcos. Y he vivido cómodo. He mejorado mi casa, tengo mi carro, una moto, y no me falta nada. Gano igual o mejor que un médico, pero la desventaja es que en el fútbol tu vida útil dura poco, por eso debés aprovecharla.

¿Por qué esa fama de rudo en la cancha?

Cuando entro al campo me transformo, porque el fútbol lo exige. Debo fajarme por mi trabajo y a veces hasta por mi integridad. Porque pasa que el que se dice tu amigo antes del partido, es el que te mete el pie para darte, te pega tu toque en la cara, en el estómago o donde sea, y así no se puede…, me pueden lesionar y hasta terminar con mi carrera. Ahí adentro no podés confiar en nadie”.

¿Sos muy autocrítico?

Debemos ser profesionales en todo y mirar nuestros errores para crecer. Entrenar duro y mejorar tu trabajo. Creo que eso nos hace falta en nuestro fútbol para mejorar y no intimidarnos, sobre todo cuando nos enfrentamos en selecciones o bien a otros equipos extranjeros.

¿Tuviste alguna oferta para jugar fuera?

“En mi carrera siempre tuve. De El Salvador, de Guatemala con Municipal, de Honduras --de Olancho y Real Sociedad--, de Panamá también. Hasta de Tigres de Brasil, del nica Miguel Larios, pero en algunos casos no pasó de ahí, y en otros me ofrecían menos de lo que ganaba acá y no lo vi bien irme, dejar a mi familia, y pasar el riesgo de que ni me pagaran después, como ha pasado con varios nicas que se han ido al extranjero.

 

El gol que más le duele

Denis Espinoza no se considera el mejor portero del país en la historia. “Ese puesto se lo reserva a Salvador Dubois o a Róger Mayorga, quienes labraron su reputación en equipos de renombre de Centroamérica.

“He tenido grandes momentos y espero mantener mi nivel, sentir que al final de mi carrera hice algo especial para el fútbol. Esa es mi meta, porque sé que muchos niños, mucha gente sigue mi carrera y no quiero defraudar a nadie”.

Por ahora, el “Pulpo” solo tiene dos títulos nacionales con Diriangén, algo que aún no logra con su actual club, Ferreti, que sin embargo agrega dos títulos en torneos cortos. “Ojalá un día podamos hacer lo que Estelí está logrando. Creo que nos falta mucho por hacer, pero ese es mi sueño, jugar además una Cocachampions con ese equipo que tantas cosas buenas me ha brindado”.

¿Cuál ha sido el gol que más has sufrido?

El que nos hizo Samuel Wilson hace dos años cuando estábamos al final del partido. Ya teníamos el título en las manos y el cupo a Concachampions, y ese gol nos dejó sin nada, ¡perdimos tanto con ese gol! ¡Por eso me dolió tanto! Lo peor es la falta por la que se produjo, sobre Rudel Calero que hasta de espaldas al marco estaba.

 

 


Comentar este contenido




imprimir comentar

Compartir

Otras noticias en Pasión




Lo más popular



Lo más comentado

Capturas y desapariciones en el Norte

elnuevodiario.com.ni |

La entrada a la Dirección de Auxilio Judicial, DAJ, conocida como “El Chipote”, este martes fue...

23 Comentarios

Encapuchados se llevan casi C$300,000

elnuevodiario.com.ni |

Dos trabajadores de una empresa de repuestos fueron interceptados la mañana de ayer en un sector de Linda...

13 Comentarios

Toc-Toc! ¿Quién es? La barbarie sionista!

elnuevodiario.com.ni |

Parte de la estrategia norteamericana para este siglo, se puede determinar por la capacidad de los alcances de su...

10 Comentarios

Kilómetro 4 Carretera Norte
Managua, Nicaragua
web@elnuevodiario.com.ni
Teléfono: (505) 2249-0499
PBX/Fax: (505) 2249-0700