•  |
  •  |
  • AFP

El tridente sudamericano del Barcelona, que llevaba 120 goles antes de llegar a la final de la Champions ganada este sábado contra la Juventus de Turín, apareció en la parte final del partido para protagonizar los dos goles que dieron la victoria final al equipo catalán (3-1).

El uruguayo Luis Suárez, tras una jugada en la que mucho mérito fue de Leo Messi, anotó en el minuto 68 el 2-1, que se antojaba como decisivo. Con el partido resuelto, Neymar puso el 3-1 definitivo en el descuento (90-+7), en un contragolpe, tras un centro de Pedro Rodríguez.

Hasta ese momento, el más incisivo había sido Luis Suárez, que había gozado de tres buenas ocasiones para sentenciar el partido cuando el marcador era de 1-0 favorable al Barcelona, tras el gol inicial de Ivan Rakitic.

Luis Suárez pudo haber marcado el segundo tanto en el minuto 39, con un disparo desde fuera del área, cuando vio descolocado a Gianluigi Buffon, pero su intento cruzado paró cerca de uno de los postes.

Un minuto después, tras una falta sobre el brasileño Neymar en que el árbitro turco Cuneyt Cakir dejó seguir la jugada, el balón llegó a Suárez pero su disparo fue despejado a córner por Buffon.

El uruguayo tuvo otra ocasión cerca del descanso, cuando Neymar se aprovechó de un error de la defensa italiana, haciéndose con el balón cerca del córner izquierdo y lanzó el balón a Suárez, que se encontraba cerca del punto de penal, pero el pase del brasileño no iba bien colocado.

Al poco de iniciado el segundo tiempo, Suárez tuvo otra buena ocasión en el primer contragolpe del Barcelona, tras un saque de esquina de la Juventus. La jugada la condujo el croata Ivan Rakitic, que cedió a su izquierda al uruguayo, pero su disparo fue desviado por la mano derecha de Buffon a córner.

Apareció Messi

Pero la Juventus aprovechó esas dudas para marcar el empate por medio del español Álvaro Morata (55).

Tras el 1-1, Messi, que no había aparecido debido al marcaje colectivo que había dispuesto a su alrededor el técnico italiano Massimiliano Allegri, se aprovechó de un contragolpe para conducir la pelota.

Tras verse en buena posición, aprovechó y disparó, encontrándose con una buena intervención de Gianluigi Buffon, pero el balón quedó a los pies de Suárez e Ivan Rakitic. El uruguayo se adelantó al croata y puso el 2-1.

"Es increíble, es algo único", declaró Suárez tras el encuentro. "Para ganar estos trofeos hay que sufrir. Creo que ellos después del empate apretaron un poco más, pero tenemos jugadores que marcan la diferencia", añadió.

Con los italianos más abiertos, Neymar marcó un gol de cabeza en el 71 pero le fue anulado por darle el balón en la mano.

El brasileño, que había participado en el gol de Rakitic, al centrar en el área a Andrés Iniesta, quien cedió en boca de gol al croata, pudo marcar su gol en el descuento (90+7) al rematar un centro de Pedro Rodríguez, que había salido poco antes en lugar de Suárez.

De este modo, el tridente terminó la temporada con 122 goles y tres títulos (Champions, Liga española y Copa del Rey).

Messi, que buscaba marcar en su tercera final, fue el único que no anotó y no pudo seguir la estela de su compatriota Alfredo Di Stefano, que lo hizo en cinco.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus