•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El nicaragüense Leonardo “Chimmy” Morales no tuvo la oportunidad de desarrollar su agresivo estilo de pelea ante el azteca José “El Teco” Quiñónez, quien anoche ganó por sumisión en el UFC Fight 68, en Nueva Orleans, Luisiana.   

En el inicio de la pelea, “Chimmy” sorprendió con dos poderosas patadas al costado y cabeza del mexicano, quien logró sobrevivir de pie y retomar el ritmo de su pelea en el piso, zona donde el pinolero no tuvo muchos elementos para defenderse. 

Tras un intercambio de golpes, “El Teco”  llevó a Morales contra la malla del octágono hasta completar un derribo, a partir de ese momento el gladiador pinolero comenzaba a batallar para ponerse en pie, para regresar a las patadas y a los golpes, pero cada vez que pasaban los segundos la misión se tornaba más oscura. 

En los segundos más amargos de su carrera, “Chimmy” parecía escapar de los amarres del azteca, pero careció de los elementos para salir del problema y la luz al final del túnel nunca apareció. 

Quiñónez sabía que esa era la oportunidad para ganar, porque de pie estaría cavando su propia tumba frente al mortífero golpeo de “Chimmy”, y aprovechó a que el pinolero diera la espalda en su intento de escapar para asfixiarlo con un candado sobre el cuello, que le daría la victoria por sumisión. 

Plan perfecto

Luego de la pelea, Quiñónez no ocultó su alegría por el triunfo. “Tenía un plan que seguí a la perfección y todo salió bien. Trabajé mucho en mi técnica en el piso y conseguí la sumisión. Sabía que podía terminar el duelo, aunque sí consistió en un trabajo duro”, indicó el mexicano, quien logró mejorar su récord a 5 victorias y 2 derrotas.  

Por su parte, “Chimmy” desmejoró su récord a 5-1-0, y ahora le espera mejorar en su preparación para competir en el piso, donde confirmó su mayor debilidad en el difícil mundo de las Artes Marciales Mixtas. 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus