•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Seguramente, LeBron James de los Cavaliers de Cleveland, amaneció hoy pidiéndole inspiraciones a Hércules, esa figura de la mitología que según la leyenda, decidió vivir aislado, estrangulado por un sentimiento de culpa después de una atroz matanza familiar. Se dice que como penitencia, Hércules recibió de Euristeo, la orden de cumplir doce misiones imposibles, entre las que por supuesto, no estaba incluida impedir -casi sin ayuda- que los Warriors de Golden State se coronaran campeones de la NBA este año.

Las dos actuaciones monumentales de LeBron, un posible Hércules en la NBA, han sido determinantes para que pese a las ausencias de los astros de Cleveland, Kevin Love y Kyre Irving, la serie se encuentre nivelada contra pronóstico, con el tercer duelo a realizarse esta noche entre grandes expectativas, consecuencia de lo engañoso que resultó el segundo enfrentamiento. Eso sí, todos estamos claros que LeBron no es Hércules, ni un robot de esos que elaboran en la Universidad Humbolt en Berlín.

NI JORDAN

Así que el impetuoso jugador que marcó 44 puntos en la primera batalla entre los escombros de una dolorosa derrota por 100-108, y fue capaz de marcar 39 puntos, atrapar 16 rebotes y facilitar 11 asistencias en la inesperada victoria dominical de los Cavaliers 95-93, aprovechando un raro bajón de voltaje y de incidencia del habitualmente incontrolable Stephen Curry, el Más Valioso de la temporada, se encuentra involucrado en una misión que se considera improbable. 

Sin Love y sin Irving, se trataba de LeBron casi solo contra los Warriors. ¿Acaso Michael Jordan fue capaz de ganar alguno de los tres campeonatos de los Bulls entre 1991 y 1993, sin Pippen, sin Clark, sin Carwright, sin Armstrong, y sin Paxson detrás, o regresar exitosamente por otros tres títulos sin la compañía y el aporte de Pippen, Rodman, Harper, Keer y Kukoc? No se puede luchar solo contra el mundo, y si LeBron pareció conseguirlo por una noche, fue por una serie de circunstancias extrañas.

EL REAL CURRY

¿Curry acertando solo dos de quince intentos de triples? Por favor, antes del juego, eso hubiera sido una broma grotesca para la multitud en Oakland, pero ocurrió. No podía ser Curry ese atacante limitado a 19 puntos, fallando una bandeja sencilla hasta para un anciano, y haciendo una mala entrega interceptada por Shumpert en los últimos tres segundos, que en Munich 72 fueron lo suficientemente largos para que Rusia arrebatara la final Olímpica a Estados Unidos. Claro que Dellavedova tiene méritos presionado, cerrándole espacios y estorbando a Curry, pero pago por volver a ver eso. 

El real Curry regresará. Ahí tienen a LeBron, nunca estuvo en paz. Iguodala, Green y Bogut, lo atormentaron, pero supo manejar tiempo y espacio en otro de sus alardes de rendimiento, pese a 23 fallas en tiros de campo. Además, solo descansó 52 segundos en la primera mitad y 3 minutos a lo largo de los 53 de actividad incluyendo el tiempo extra. ¡Qué tipo! ¡Cómo pelea a base de corazón guerrero, fortaleza física, destreza y alma! Aún reconociendo eso, no creo que sin el apoyo requerido, pueda impedir la coronación de los Warriors.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus