•   Buenos Aires, Argentina  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El empresario argentino Alejandro Burzaco, apresado el martes en Italia por pedido de Estados Unidos por su participación en el escándalo de sobornos en la FIFA, renunció a ser extraditado a su país, dijo este miércoles su abogado.

Burzaco (49 años) esperará a ser trasladado a EEUU para comparecer ante un tribunal de ese país, agregó el letrado, Mariano Mendilaharzu, desde Roma a Radio Mitre de Buenos Aires.

"Analizamos todas las alternativas. Decidimos una estrategia que empezó con la entrega de Burzaco en Bolzano (Italia). Renuncia a ser extraditado hacia Argentina", indicó.

Burzaco es el principal accionista de la empresa de marketing y televisación Torneos (ex TyC). Era buscado por Interpol y se "presentó espontáneamente", indicó la policía de Bolzano en un comunicado.

Mendilaharzu rehusó definir a su representado como acusado o testigo protegido en la causa en la que se lo investiga por sobornos al ser atribuidos derechos televisivos en el fútbol en América Latina, incluida la Copa América.

"La estrategia judicial no la podemos develar", dijo el abogado.

El empresario, con doble ciudadanía ítalo-argentina, estaba en el hotel de Zurich donde el 27 de mayo se arrestó a siete dirigentes de la FIFA, pero logró eludir la redada de la policía.

El abogado dijo que el detenido "enfrenta tres cargos: conspiración, corrupción y lavado de dinero" y que el juicio de extradición a Estados Unidos puede demorar "unos dos meses o más".

También afirmó que una vez extraditado pedirá la excarcelación bajo fianza.

Mendilaharzu rechazó que Burzaco haya sido testaferro del exvicepresidente de la FIFA y presidente de la Asociación del Fútbol Argentino (AFA), Julio Grondona, fallecido en julio de 2014.

"No es testaferro ni lo ha sido de Grondona, eso lo puedo afirmar categóricamente", dijo.

Consultado sobre si el caso FIFA tiene alguna vinculación con una causa local por presuntas irregularidades en el manejo de los fondos millonarios de Fútbol para Todos (FPT), el programa estatal de televisación gratuita de partidos, respondió que "no tiene nada que ver".

"Burzaco jamás podría declarar sobre esa cuestión en la causa penal de Estados Unidos. Esta aclaración me viene bien porque en los comentarios de las páginas de internet mucha gente habla de él como si fuera un 'hombre bomba' y nada mas lejos de eso", contestó.

Otros dos empresarios argentinos involucrados en la causa, Hugo y Mariano Jinkis (padre e hijo), siguen prófugos de la justicia.

Los Jinkis son propietarios de Full Play, una empresa de marketing deportivo y compartían con Burzaco la empresa Datisa SA, implicada en los sobornos.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus