•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

No es fácil ser Lionel Messi. Eso te obliga a estar saltando incansablemente de reto en reto frente a la voracidad de los críticos más exigentes, escudriñado por las miradas taladrantes de un público que siempre espera lo mejor imaginable y más allá, que da la impresión de nunca estar satisfecho. Después de ganar su cuarta Champions, proeza de la que solo DiEstefano, quien ya no está entre nosotros, puede jactarse, Messi aterriza en la Copa América que se inicia hoy en Chile, una conquista que ni Pelé en un intento y Maradona en tres, lograron alcanzar.

MARTINO CON UN EQUIPAZO

Desde la cima de la montaña en la que se encuentra, reconocido como el mejor jugador del planeta, Messi no olvida el penal que falló Tévez frente a Uruguay en cuartos de final y que condenó al equipo argentino al descarte en su propia casa hace cuatro años. Hoy, Argentina vuelve a ser considerado favorito con una poderosa y flexible delantera encabezada por Messi con la presencia de Carlos Tévez, el Kun Agüero, Higuaín y Lavezzi; con Di María, Pastore, Bigglia, Banega y Gago en el mediocampo; y una defensa apuntalada por Mascherano, Rojo, Garay, Zabaleta, Otamendi y Demichelis. Sigue Romero en el portón.

Colocada en el grupo B junto con el último campeón, Uruguay, que no podrá disponer de Luis Suárez, su figura cumbre hace cuatro años, el sublíder del 2011 Paraguay y Jamaica, la tropa argentina dirigida por Tata Martino es vista con un profundo respeto; el grupo A está considerado equilibrado con el local Chile jefeado por Alexis Sánchez y Arturo Vidal, Ecuador, México y Bolivia; en tanto Brasil con Neymar, pese a su derrumbe en la Copa Mundial golpeado por 10 goles en sus últimos dos partidos, es ligeramente favorito sobre el temido equipo de Colombia que cuenta con el cerebral James en el centro del campo moviendo los hilos, y adelante, los puñales de Falcao, Teófilo Gutiérrez y Jackson Martínez, con Bacca listo. Perú y Venezuela, los dos equipos sorpresa del 2011, completan el cuarteto.

EL MAGO BAJO LA LUPA

El duelo inicial en este torneo que se puso en marcha en 1916 en Argentina, hace casi cien años, enfrenta hoy a Chile con Ecuador y se extenderá hasta el 4 de julio, esperando que la Argentina de Messi, sea uno de los protagonistas, como ocurrió en la última Copa del Mundo, perdiendo una gran batalla con Alemania. En esta ocasión, Messi llega como Maradona en 1987, etiquetado “pague por verlo”, y espera poder absorber la presión que lo estará aguijoneando para poder soltarse y mostrar su brillantez sabiendo que cada uno de sus movimientos estará bajo observación y calificación. 

El último líder goleador fue Paolo Guerrero de Perú con 5 en el 2011, previamente, los brasileños Adriano en el 2004 con siete dardos y Robinho en el 2007 con seis se habían coronado. El máximo goleador en un torneo es Jair de Brasil en 1949 con un total de 9, superando los 8 del uruguayo Nicolás Falero en 1947. Esos 9 goles, también los consiguieron Humberto Mashio de Argentina y Javier Ambrois de Uruguay en la edición de 1957. Pelé se quedó a la orilla con 8 en 1959, un año después de su brillo cegador en el Mundial de Suecia.

URUGUAY, 15 CONQUISTAS

De acuerdo con el sistema, clasifican los dos primeros de cada grupo y los dos mejores equipos de tercer lugar, es decir, ocho de los doce participantes para la fase de cuartos de final a muerte súbita. En total, el máximo a jugar es de seis juegos por equipo, los tres primeros en la fase de grupos. Uruguay, primer ganador en 1916 y el más reciente 2011, ha sido campeón 15 veces, seguido de Argentina, rascándole la espalda con 14 coronaciones, Brasil 8, Paraguay y Perú 2 cada uno, en tanto Colombia y Bolivia registran una Copa. Chile no ha podido ganarla pero ha obtenido 4 subcampeonatos.

Así que se levanta hoy el telón de la Copa América en Chile entre un oleaje de intrigas, con Argentina como favorita y una gran expectación por ver lo mejor de la magia de Lionel Messi. Bueno, eso esperamos.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus