•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Como hace cuatro años, es obvio que todas las miradas estarán siguiendo las huellas de Lionel Messi. Argentina debuta hoy contra Paraguay, un equipo experto en fabricar confusiones y apretar tuercas, y no hay forma de evitar esa poderosa e inevitable atracción que ejerce el genial jugador argentino en la redondez del planeta. Su compañero de equipo en el Barcelona, Luis Suárez, es el gran ausente en esta Copa, sancionado por la FIFA a nivel Selección. Cómo olvidar que fue la figura cumbre en la 15 conquista de Uruguay.

JAMES Y NEYMAR, PRESIONARAN

Siempre flexible aún en las malas, Messi pega fuerte y al hígado, mostrándose creativo, competitivo y destructivo. El argentino es resplandeciente, rico en matices, con un movimiento de ritmo poético, sinuoso, capaz de entrar serpenteando al Museo de Louvre o El Vaticano, como si lo estuviera haciendo en el paraíso, cobijado por una sencillez impresionante. Se le exige al máximo como ocurrió en la última Copa del Mundo, tanto, que ser decisivo en los primeros cuatro juegos de Argentina, con incidencia posterior, no fue suficiente.

Messi no está solo. El colombiano James Rodríguez, otro jugador desequilibrante de toque mágico y gran presencia como volante ofensivo, es capaz de robarse el show ahora que ha agregado madurez a su destreza con el Real Madrid; lo mismo que Neymar, cada vez más visible y efectivo con el Barcelona, pieza fundamental en la Selección de Brasil, quien debuta el domingo contra Perú entre el sonar de los tambores.

¿SERÁ CAPAZ CAVANI?

Sin la ferocidad llamativa de Suárez y sin aquel Forlan que marcó dos goles en la final del 2011, la posible gran figura de Uruguay, el campeón defensor del título, es Edison Cavani, del Paris Saint Germán, flojo en Geografía sin el menor conocimiento sobre Jamaica, pero un tigre en el área, capaz de conseguir un gran crecimiento, igual que el altamente calificado defensor Diego Godín.

No hay que perder de vista con Colombia a Radamel Falcao. Viene de atravesar una etapa muy difícil por largo rato, permaneciendo casi oculto de los reflectores, pero en esta Copa tiene la oportunidad de volver a mostrarse restaurado como esas pinturas que luego de desteñirse resplandecen nuevamente. La edad, el ímpetu y la habilidad de Falcao, nos obligan a mantener la lupa encima de sus maniobras. Alexis Sánchez se vio muy inquieto. Se encuentra entre su público, estimulado por el acompañamiento de Vidal y de Valdivia y lo que puede aportar Vargas. La excesiva ansiedad lo afectó contra Ecuador, pero está empeñado en ser incontrolable, aunque necesita de mejores conexiones. Un delantero en la soledad, no rima.

LOS AUSENTES

Suárez no es el único ausente importante. Aunque forzado por la lesión de Danilo, el técnico brasileño Dunga, tuvo que llamar a Dani Alves, extrañamente fuera de nómina; México que armó dos selecciones, una para la Copa de Oro y otra para esta, no cuenta con “Chicharito” Hernández, mientras en Colombia lamentan no contar con el centrocampista del Inter Freddy Guarin, de gran utilidad en la Copa, y Ecuador tendrá que fajarse con una herida abierta, la pérdida de Antonio Valencia.
La Copa America entrará en color con el accionar de Argentina y Brasil y la búsqueda de la figura estelar del evento. Como es natural, todas las miradas estarán siguiendo las pisadas de Lionel Messi. Recordemos que Maradona falló tres veces y que Messi lleva dos.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus