ESPN.com
  •   Alabama  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

José “Sniper” Pedraza hizo justo lo que necesitaba para terminar la noche de este sábado como campeón del mundo.

El puertorriqueño brilló y gustó en Alabama para echarse al hombro el cetro Superpluma de la Federación Internacional de Boxeo luego de doblegar con autoridad y gran boxeo al ruso Andrey Klimov tras 12 asaltos de combate.

Luego de 12 episodios, Pedraza, oriundo de Caguas, se llevó las tres tarjetas a su favor por 119-109, 120-108 y 120-108 y con ello se echó a la bolsa la faja mundial de las 130 libras que estaba vacante desde que el cubano Rances Barthelemy decidió renunciar a él.

“Sniper”, de 26 años, mejoró con esta brillante actuación su récord profesional a 20-0 con 12 nocauts, mientras que Klimov se quedó con 19-2 y 9 nocauts. Al final de la pelea, Showtime ofreció cifras muy favorables para el boricua, que conectó 272 golpes de 750 lanzados, por 121 de 559 de parte del ruso.

Emocionado

“Es un momento muy agradable, muy satisfactorio, muy esperado desde hace 14 años. Estoy muy agradecido de todo mi pueblo, somos un país muy pequeño pero de mucha fe, vamos a celebrar a Puerto Rico”, comentó Pedraza al término de la pelea.

El dominio de la pelea llegó muy temprano para el “Sniper”, quien mostró mucha paciencia e inteligencia sobre el ensogado para poder controlar con su jab de mano derecha y rectos de mano izquierda el ímpetu de Klimov, quien no pudo encontrar nunca la distancia para arremeter con sus impactos.

Poco a poco, José fue envolviendo a su enemigo, presionó cuando tuvo que hacerlo y una vez que la pelea estaba ya en la bolsa se dedicó a cuidar el resultado, sin dejar crecer mucho a Klimov, pero también manteniéndose a la vanguardia.

Para el séptimo, el castigo del puertorriqueño fue tan grandioso que estuvo a punto de claudicar el púgil ruso; sin embargo, fue la campana la que lo salvó de una inminente detención.

En los últimos rounds de combate, Pedraza simplemente se dedicó a controlar el combate sin meter el acelerador a fondo para evitar cualquier sorpresa por parte de su Klimov, sacando su excelente jab de mano derecha y metiendo la izquierda solo cuando hacía falta.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus