•   La Serena, Chile  |
  •  |
  •  |
  • EFE

La ciudad de Rancagua será hoy un cruce de caminos para dos ‘enemigos íntimos’: Colombia, que busca afirmar con renovación y resultados la era del argentino José Pekerman, y Venezuela, que tras su cuarto lugar de hace cuatro años en la Copa América de Argentina, en la de Chile quiere más.

El comienzo de la andadura en el Grupo C, que completan Brasil y Perú, sirve para desempolvar recuerdos de enfrentamientos pasados en el torneo, que se han saldado con victorias para los colombianos, o plantear desafíos nuevos, como el de ganar por primera vez en el debut, asignatura pendiente para los venezolanos.

Mucha expectativa

Pese a su ausencia por lesión del pasado Mundial y a su discreto curso en el 2015, Radamel Falcao García aparecerá hoy en un torneo oficial con Colombia investido como capitán.

La expectación que produce la vuelta de Falcao, quizá herido por los pocos minutos que tuvo en el Manchester United, es comparable con las interrogantes derivadas de ausencia, ya definitiva, de importantes referentes que fueron como pilastras de la defensa colombiana: el capitán Mario Yepes y Amaranto Perea.

Sin ellos, ni el prometedor prospecto Éder Álvarez Balanta, las puertas se han abierto de par en par para los poco mediáticos Pedro Franco, Jeison Murillo y Carlos Valdés.

Bagaje no les falta, pues Franco se ha hecho un lugar en el Besiktas turco, Murillo, con el que ya jugó en la selección sub’20, destaca en el Granada español; y Valdés, el mayor de los tres, ha llegado al Nacional uruguayo.

Pekerman no ha dado muchas luces sobre quién complementará en el centro de la defensa a Cristian Zapata, el socio de Yepes, como tampoco parece tener claro si sus dos laterales de siempre: Camilo Zúñiga y Pablo Armero, prevalecerán en la selección o sucumbirán ante el ímpetu de los jóvenes Darwin Andrade y Santiago Arias.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus