•   La Serena, Chile  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El Brasil de Neymar, en busca de la redención por su estrepitoso Mundial, debuta esta tarde en la Copa América contra una selección peruana que sueña en dar la sorpresa y repetir su buena actuación de hace cuatro años en el torneo.

Los brasileños necesitan dar un golpe de autoridad como un gesto de autoafirmación y los peruanos, sin ninguna obligación, aspiran a aprovechar las debilidades de su adversario para dar la campanada y multiplicar sus opciones de clasificación en el Grupo C.

Dunga comenzó con buen pie en su segunda etapa en la Canarinha y llega a la Copa América con un balance intachable de diez victorias en diez amistosos, aunque sabe que su crédito es muy limitado, pues la afición brasileña, todavía decepcionada por el Mundial y por el juego poco vistoso, pita a su propio equipo cada vez más a menudo.

Neymar, madurez

La gran arma de Brasil, en quien reposan todas las esperanzas del equipo, es Neymar, quien podría cerrar una temporada perfecta después de haber ganado el triplete con el Barcelona. El delantero de 23 años está en forma, ha madurado mucho en el último año y está ansioso por cosechar éxitos con la selección.

De sus botas han salido casi la mitad de los goles de Brasil en el último año y su velocidad, sus regates y su capacidad de definición serán fundamentales para medir las posibilidades del equipo en el torneo.

Ante Perú Dunga pretende poner en práctica el nuevo estilo que intenta implantar en la selección: un juego de mucha intensidad, sin dejar respirar al adversario y con una respuesta muy rápida cuando tenga la posesión del balón.

Para ello contará con una línea de tres centrocampistas de contención, especialistas en ejercer una presión constante, como Fernandinho, Elías y Fred, y alineará a dos jugadores muy rápidos en el ataque, como el propio Neymar y Willian, del Chelsea.

Una duda

La mayor duda del once titular de Brasil está en el puesto de delantero centro, aunque en ningún caso Dunga optará por un ariete clásico, sino por jugadores que saben moverse fuera del área y que tendrán como principal cometido combinar con Neymar.

Para esta posición, Dunga podría decantarse por Diego Tardelli, jugador al que profesa una gran confianza, o por Roberto Firmino, que ha dado buenos resultados cada vez que ha tenido una oportunidad en el campo.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus