•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Antes del 2011, difícilmente una Copa América era algo poco intrigante. Uruguay 15 veces campeón, Argentina 14 y Brasil 8, casi siempre estaban entre los semifinalistas. Sin embargo, hace cuatro años, Paraguay, Venezuela y Perú avanzaron a esa etapa junto con Uruguay, mientras la Argentina de Messi, Di María, Agüero, Mascherano, Higuain y tantos otros astros, y el Brasil de Kaká, el joven Neymar, Pato, Lucio, Alves, Marcelo, Robinho y resto de la acostumbrada galería, quedaban asombrosamente eliminados.

¡Qué sorprendente fue ver en la última Copa, a un equipo como Paraguay, sin triunfos en cinco juegos, abriéndose paso vía penales, disputar la final y perder con Uruguay 3-0, en tanto Perú derrotaba 4-1 al crecido equipo de Venezuela en la batalla por el tercer lugar! Hoy, por lo visto en los primeros duelos, las intrigas se han multiplicado desde muy temprano.

ASÍ SE VIERON

Colombia que impresionó tanto en la Copa del Mundo hace un año, amenazando incluso con liquidar a Brasil, pierde 0-1 con Venezuela que tiene un buen rato de haberle perdido respeto; Argentina que consiguió ventaja de 2-0 desplegando un futbol ágil y efectivo en el primer tiempo, casi termina pidiendo auxilio con Paraguay resignándose a un empate 2-2; Brasil es golpeado de entrada por un gol peruano y tiene necesidad del agigantamiento de Neymar para rescatar angustiosamente contra reloj, dos puntos que parecía haber cedido con el empate 1-1 hasta el minuto 92; el empate 0-0 entre México y Bolivia fue decepcionante pese al mejor trabajo de los aztecas; y Jamaica, muy ágil y sin temor, mantuvo en constantes dificultades a Uruguay durante la derrota por 0-1, convirtiendo al ausente charrúa Luis Suárez, en un reclamo permanente a lo largo del juego.

Me parece que el mejor futbol ha sido el realizado por Argentina hasta que se produjo el  hermoso gol paraguayo logrado por Haedo Valdés, previo a la gran maniobra de Messi quien se metió al horno desequilibrando defensas por la izquierda, sin poder acertar su remate de corta altura que pudo clarificar la batalla. Uruguay dejando su conocida garra en el armario, por no necesitarla, no se excedió en esfuerzo para vencer a una entusiasta y por momentos peligrosa Jamaica, que dejó una agradable impresión por su inclinación al buen trato a la pelota y manejo de espacios. Otra calificación favorable, es para Venezuela quien supo sujetar a Colombia hasta doblegarlo, y fue aceptable el Chile vencedor de Ecuador apoderándose de todo el frente de ataque.

EL IMPACTO NEYMAR

En lo individual, no hay manera de colocarle un pie adelante a la destreza exhibida por el  brasileño Neymar, quien ha captado todos los elogios después de impulsar a Brasil hacia una victoria revestida de sufrimiento sobre el discreto Perú 2-1. Con mayor incidencia que Messi en Argentina, Neymar verdaderamente se robó el show en el gris debut de Brasil, que como equipo, sobre todo por su funcionamiento atrás, fue depresivo.

Con la intriga flotando encima de cada partido sin diferenciar historia, color y tamaño, esta Copa América que presenta hoy el duelo clásico Uruguay-Argentina, ofrece suficiente atractivo emotivo, colocando los cuestionamientos que pueden hacerse a cada duelo, a un lado.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus