•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Todo fue imprevisto, sobre todo ese final con pelea de barrio bravo y dos expulsiones para próximas batallas, la de Neymar y la de Bacca, ambos en el ombligo de un peligroso alboroto. Brasil perdió el juego 1-0 y Neymar la cabeza al no poder controlar su temperamento, olvidando lo necesario que es en el engranaje brasileño de tan distorsionado funcionamiento, refugiándose en acciones individuales, dos de ellas con posibilidades favorables malogradas por Firmino y Neymar, quien decreció en su incidencia, igual que James, solo visto en el primer tiempo y en esa aparición de “casi gol” en el minuto 88 que erizó los pelos de Brasil.

El gol de Jeison Murillo en el minuto 36, consecuencia de un remate rasante con zurda en el área, pegándole a una pelota súbitamente liberada en una confusión provocada por un par de rápidas e imprecisas maniobras, dejando sin chanche a Jefferson lanzado tardíamente a su derecha, estableció el 1-0 a favor de Colombia, frente a un Brasil muy borroso.

[Te interesa: Dani Alves critica “protagonismo” de árbitro]

La ventaja, inyectó de confianza y agilizó el accionar colombiano que logró ejercer una presión sostenida por más de cinco minutos y que incluyó un pase de Armero que no aprovecharon ni Falcao ni Teo Gutiérrez, un remate de Falcao desde afuera y una posibilidad de Cuadrado tratando de culminar una triangulación iniciada por James y continuada por Teo en el minuto 41, entre la creciente angustia de una insegura defensa brasileña.

La gran opción de Brasil en el primer tiempo se le presentó a los 43 minutos, cuando Alves consiguió proyección por la derecha y centró para el ingreso vertiginoso de Neymar, quien en una acción finalmente muy apurada, empujó la pelota con su antebrazo derecho con Ospina retorciéndose en la propia línea bloqueando con dificultad. La aplicación de tarjeta amarilla a Neymar, agregada a la del primer juego, lo deja fuera de combate contra Venezuela.

James aislado

En el segundo tiempo, un cambio de imágenes. James perdió incidencia al verse aislado y Colombia renunció a su penetración por falta de conexiones, en tanto Brasil, sin el orden y la destreza requeridos, logró agilizarse en tal forma, que en el minuto 57 tuvo el empate en el botín derecho de Firmino con la cabaña colombiana a portón abierto. Su remate se fue por encima del travesaño entre un decepcionante aullido de todo Brasil, escuchado en Chile.

Al caer el telón Neymar, quien se había descarrilado previamente cuando le aplicaron la amarilla en la aproximación al empate, volvió a hacerlo infantilmente golpeando una pelota encima de Murillo, siendo agredido de inmediato por Bacca con un empujón que casi lo derriba. Ardió Troya y el árbitro, “cuchillo” rojo en mano, mostró dos rojas dejando a Brasil sin Neymar por dos juegos como agregado de las amarillas y al equipo colombiano sin Bacca.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus