•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Elvin Orozco recordará el 17 de junio del 2015 como uno de los días más hermosos de su carrera. Antes de subir al montículo por Matagalpa, lo único que pasaba por su mente era derrotar a León, pero el destino le tenía preparado un extra a su victoria, dejar sin hit ni carrera a los metropolitanos con la ayuda del relevista Wilfredo Amador.

“Es algo muy lindo conseguir esto, gracias también a Amador se pudo lograr. Es algo histórico, le doy gracias a Dios, y a la fanaticada. Ellos --León-- no me iban a ganar dos veces, mi comando de pitcheo estuvo muy bien, los muchachos estuvieron muy bien con el madero, yo no quería salir del montículo”, comentó un emocionado Orozco, quien por molestias físicas salió del montículo orgulloso por su labor, pero con el pesar de no poder continuar y así completar su obra maestra.

No se confiarán

“Mi cambio estuvo excelente, estaba lanzando los pitcheos donde yo los quería, me confié demasiado en mi primera apertura y no pude hacer el trabajo. En la serie no hay nada para nadie, nunca hay que bajar la guardia ante León, la meta es ir a coronarnos a León. Los muchachos están  muy motivados”, agregó Orozco.

En tanto, el artillero Jhonny Trewin indicó que “todos hemos sido protagonistas en esta serie hasta los que están en la banca. Resolvió Amador, le dimos palabras de aliento, trabajamos en equipo y gracias a Dios conseguimos esta importante victoria”.

Por su parte, el mánager Ramiro Toruño se mostró orgulloso del grandioso trabajo de Orozco, de quien confiaba le diera ese tercer triunfo que los pone al borde de conseguir el Campeonato. “No esperaba eso de Elvin --la labor sin hits--, no hay que quitarle merito a Fidencio Flores, pitcher de León. Los muchachos han tomado las cosas con seriedad, se ha hecho una gran labor. Orozco hizo un destacado trabajo y estamos bateando, que es lo importante”, afirmó Toruño.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus