•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Después de cinco batallas electrizantes en una final que hasta el momento ha sido memorable, los Indígenas de Matagalpa buscan esta tarde (5:00) liquidar a León en el estadio Héroes Mártires de Septiembre de la ciudad metropolitana, en donde los norteños pretenden subir a la cumbre del Campeonato de Beisbol Germán Pomares.

Matagalpa, en territorio enemigo, salta como favorito para lograr la conquista, no solamente por el hecho de estar en ventaja 3-2 en la Final. Hay más factores para considerar que los Indígenas van a liquidar hoy a un León herido en su orgullo, después de que Elvin Orozco y Wilfredo Amador los dejaran sin hit ni carrera, siendo humillados por nocaut 10-0 el miércoles pasado en el “Chale Solís”.

[Así se ha jugado la final del Pomares]

Fue el juego sin hit ni carrera número 69 de los Campeonatos de Primera División, cuarto que se consigue esta temporada, y único combinado del año. Además de ser el cuarto “No Hitter” en finales. Los otros tres fueron conseguidos por Juan Oviedo de Chinandega, Leonardo Fonseca y Antonio Chévez de León.

Los metropolitanos están al borde de la muerte con un pie en el ataúd. No hay más opciones para León que ganar sí o sí y apelar una vez más a su famosa garra. Hay que ver si logran sobreponerse al golpe anímico sufrido en el cuarto partido, más que haber sido derrotados por Matagalpa, al equipo le dolió el hecho de lucir tan vulnerable en su bateo, sin poder mostrar un rugido de resurrección. Esta vez no apareció un trancazo de Esteban Ramírez o algún batazo revitalizante de Sandor Guido, dos hombres fundamentales en la producción ofensiva.

Pitcheo será clave

León hoy tendrá  que cambiar el chip, olvidarse de lo sucedido el miércoles en Matagalpa y prepararse para enfrentar a Berman Espinoza, quien el pasado domingo durante 5 innings maniató a los leoneses, y fue hasta el sexto episodio que Enmanuel Meza y Esteban (el bombazo de Ramírez fue con dos a bordo) lo descifraron con jonrones que empataron el partido 4-4 en ese momento.

Espinoza enfrentará a Joaquín Acuña, quien salió sin decisión en el segundo juego de la final, tirando 5 innings en los que soportó 9 hits, tres carreras y otorgó 2 bases por bolas, mostrando constantes inconsistencias en su pitcheo durante su estadía en el montículo.

En el duelo personal, Berman tiene más argumentos para sobreponerse, además de contar con una ofensiva matagalpina en erupción orquestada por Jhonny Trewin, Everth Andino y Omar Herrera. Si Espinoza logra una ventaja sustancial en el marcador y lanza al menos 6 o 7 innings sólidos sin permitir parpadeos, Matagalpa tendrá a disposición a su cuerpo de relevistas para sentenciar la final.

Todo está listo para que Matagalpa celebre esta noche en León y después continúe la fiesta en Matagalpa, sin embargo los metropolitanos tienen la última palabra. Tampoco necesitan de un milagro, no es la primera vez que León está en esta situación de agonía, es allí donde se siente más cómodo porque cuando resucitan sus triunfos son memorables y eso intentará hacer esta tarde.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus