•  |
  •  |
  • AFP

El alemán Nico Rosberg (Mercedes) ganó el Gran Premio de Austria de Fórmula 1, ayer en el Red Bull Ring de Spielberg, por delante de su compañero de equipo británico Lewis Hamilton, segundo del día y líder de la general del Mundial, y del brasileño Felipe Massa (Williams), tercero.

Es la tercera victoria para Rosberg en esta temporada de 2015, después de las conseguidas en mayo en España y Mónaco. Gracias a ello se acerca a 10 puntos de Hamilton en la lucha por la cabeza de la clasificación general (169 puntos contra 159).

“He podido atacar de principio a fin, estoy encontrando lo que me faltó el año pasado en las carreras”, afirmó el alemán, subcampeón mundial en 2014 por detrás de Hamilton. “Tuve un poco de miedo en el final de la carrera por unas vibraciones de mi neumático delantero derecho”, admitió, aunque ese pequeño problema no le apartó del camino hacia la undécima victoria de su carrera.

Rosberg consigue además su segunda victoria consecutiva en Austria, ya que triunfó también en 2014, en un Gran Premio en el que la Fórmula 1 volvía al país centroeuropeo tras once años de ausencia.

Un inicio muy agitado
Hamilton había comenzado la carrera desde la ‘pole position’, pero Rosberg consiguió ponerse en cabeza ya en la primera vuelta, marcada por un espectacular accidente del McLaren del español Fernando Alonso y del Ferrari del finlandés Kimi Raikkonen, que salieron sin daños, al contrario que sus monoplazas. Fue el cuarto abandono consecutivo para Alonso, en su temporada de pesadilla.

El coche de seguridad tuvo que salir a la pista y se pudo reanudar la carrera en la séptima vuelta. Rosberg comenzó a ampliar su ventaja con respecto a Hamilton y controló la carrera con inteligencia y sin asumir riesgos. El británico fue además penalizado con cinco segundos por haber cruzado una línea blanca en la salida de ‘boxes’.

“¿Por qué no pilotas siempre así?”, le preguntó Gerhard Berger, expiloto austríaco, a Rosberg en el podio. “Te prometo que lo voy a intentar”, le respondió el protagonista del día. Hamilton admitió por su parte que el inicio de la carrera fue determinante: “No he empezado bien”.

En el tercer escalón del podio, detrás de los intocables Mercedes, pudo colocarse Massa, quien resistió bien el acoso de otro alemán, Sebastian Vettel (Ferrari). El cuatro veces campeón mundial pagó cara una parada en ‘boxes’ demasiado larga, que le hizo perder diez segundos. “Siempre sienta bien poder vencer a los Ferrari”, declaró Massa, un expiloto de la Scuderia.

“Mi hijo me había dicho que iba a terminar tercero, así que tenía razón, vamos a celebrarlo ahora. No nos rendimos, vamos a luchar hasta el final de la temporada contra Ferrari, aunque sabemos que su coche es un poco más rápido que el nuestro. Estamos trabajando muy duro para progresar y conseguir puntos”, añadió.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus