•   Tokio, Japón  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El comité de organización de los Juegos de Tokio-2020 anunció este lunes la selección de ocho deportes, entre ellos el beisbol y el karate, que podrían entrar en el programa olímpico dentro de cinco años.

Los ocho deportes son el beisbol/softbol, el squash, el karate, los bolos, la escalada, el surf, el roller y el wushu, un arte marcial chino.

Las federaciones de estos ocho deportes deberán ahora responder a un cuestionario para ayudar a los organizadores de Tokio-2020 a reducir la lista en agosto.

Una vez dado este paso, una segunda lista será presentada al Comité Olímpico Internacional (COI) para que tome la decisión final.

El beisbol y su variante femenina, el softbol, son muy populares en Japón y ya estuvieron en el programa de los Juegos de Pekín 2008.

La lista fue elegida de entre 26 candidaturas por el grupo de trabajo de Tokio-2020 y será transmitida al Comité Olímpico Internacional (COI) antes del 30 de septiembre de 2015.

Antes, durante dos meses, los ocho deportes se someterán a un proceso de selección, con audiciones a las federaciones que se celebrarán a principios de agosto venidero en Tokio.

La decisión final la tomarán los miembros del COI en su sesión 129, que se celebrará en Río de Janeiro en agosto de 2016.

En los Juegos de Río de Janeiro 2016, las novedades en el programa olímpico son el golf y el rugby VII.

"No hubo ninguna objeción. La decisión final fue tomada por unanimidad", comentó Fujio Mitarai, presidente de la comisión encargada de las nuevas pruebas en el programa olímpico.

"Las pruebas suplementarias beneficiarán a los Juegos por su popularidad en el público japonés y los nuevos aficionados en el mundo, de acuerdo con ‘Tokio Vision 2020’", añadió.

"La promoción del movimiento olímpico y de sus valores, notablemente para la juventud, forma parte de los criterios de selección”, recordó Mitarai, acerca de la entrada de los bolos y del surf en la preselección.

Nuevo estadio
La comisión encargada de las nuevas pruebas recibió 26 candidaturas de federaciones internacionales para iniciar el proceso de entrar en el programa olímpico.

Figuraron, entre otros, el sumo --el deporte tradicional de lucha de Japón--, el polo o el bridge; pero no entraron en la preselección final.

El proceso de selección de los nuevos deportes ha estado eclipsado por la fuerte controversia entre el gobernador de Tokio Yoichi Masuzoe y el Ministerio de deportes por la financiación del nuevo estadio olímpico. Hakubun Shimomura, ministro de Deportes, recientemente solicitó al gobernador de Tokio pagar más de 50,000,000 yens (350 millones de euros) para contribuir a la construcción del Estadio Nacional. Masuzoe rechazó su propuesta.

Entonces Shimomura propuso que el parlamento japonés adopte una ley especial autorizando al gobierno para que ordene a la ciudad de Tokio financiar el estadio.

Furioso, el gobernador de Tokio, calificó la proposición del ministro de “inconstitucional” y dijo que el gobierno era “irresponsable”, reprochándole “la carga” de financiar un estadio con vocación nacional a los contribuyentes de la capital.

La construcción del recinto, bajo la dirección de la arquitecta británico-iraquí Zaha Hadid, es una fuente de polémicas desde hace dos años y su presupuesto ha sido reducido en un 40%.

El antiguo Estadio Nacional, construido para los Juegos de 1964, fue recientemente demolido. Las obras del nuevo deben comenzar en octubre.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus