•   Santiago de Chile  |
  •  |
  •  |
  • EFE

La selección de Chile, que busca con anhelo su primera Copa América, se cruzará hoy (5:30 p.m.) en los cuartos de final con Uruguay, vigente campeón y verdugo del anfitrión en los últimos dos torneos.

El camino de Chile hacia el triunfo está plagado de escollos y el primero es Uruguay, equipo rocoso y competitivo como pocos, que pasó a la segunda fase a trompicones, pero que en esta instancia siempre es un hueso duro de roer.

El oficio charrúa está fuera de discusión. La Celeste no ha perdido nunca un partido de cuartos de final en la Copa América, y en los dos últimos torneos eliminó en esa fase a Venezuela (2007) y Argentina (2011), las selecciones anfitrionas de las respectivas competiciones.
Chile, en cambio, lleva la etiqueta de equipo que agacha la cabeza en el momento de la verdad y salió derrotado las tres últimas veces que llegó a los cuartos de final.

Pero en la Roja están convencidos de que en esta ocasión va a ser distinto gracias al respaldo de su público y al optimismo que ha dejado la trayectoria ascendente en la fase de grupos, que culminó con la goleada 5-0 a Bolivia.

El equipo parece haber superado el escándalo de Arturo Vidal y el interés se ha trasladado desde las comisarías de policía y los juzgados hasta el terreno de juego.

En el césped, el técnico argentino de la selección chilena Jorge Sampaoli ha enfocado la preparación en la defensa de los balones detenidos y el juego aéreo, la principal fortaleza uruguaya.

La artillería aérea charrúa preocupa al seleccionador chileno, que cuenta con una zaga de pocos centímetros y que ha recibido varios goles de cabeza.

Pese a ello, las características del rival no provocarán cambios relevantes en el once titular, donde la única duda de Sampaoli es mantener a Jean Beausejour en el lateral izquierdo o reemplazarlo por Eugenio Mena.

A impactar
Uruguay se presenta al choque sin hacer mucho ruido tras una discreta primera fase, en la que se clasificó a cuartos como tercero del Grupo B, y que ha preferido, como es costumbre en este equipo, ceder el cartel de favorito y la presión a Chile.

Los dos únicos goles que ha anotado Uruguay en la Copa han llegado a balón parado, una fortaleza de la que los jugadores son conscientes y están dispuestos a explotarla ante el equipo de menor estatura del torneo.

Diego Godín, defensa y capitán de la Celeste, regresa al equipo tras perderse por sanción el anterior partido por acumulación de amonestaciones.

El defensor del Atlético de Madrid prometió “trabajo” y “sacrificio”, pero el conjunto uruguayo necesitará algo más que futbol para seguir avanzando y defender la corona de la Copa América de Argentina 2011.

Óscar Washington Tabárez podrá alinear a su equipo de gala con la única ausencia del sancionado por acumulación de tarjetas Álvaro Pereira, que será reemplazado por Jorge Fucile.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus