•  |
  •  |

Una figura cumbre del atletismo mundial, el británico Sebastian Coe, que fue capaz en 41 días durante aquel 1979 preolímpico, de tumbar las marcas mundiales en 800 metros, en 1,500 metros y en la milla, convirtiéndose en “Rey” del medio fondo, llega esta noche a Managua para estar en la Semana Olímpica que se realiza en la UNAN-Managua y presenciar el inicio del Campeonato Centroamericano de Pista y Campo en la pista del IND.

Quienes como yo, que hemos sido apasionados por el atletismo desde nuestra época de chavalos, escuchando las historias de Jesse Owens y leyendo sobre Amin Hary, Bob Hayes, Enrique Figuerola y los grandes sprinters de las décadas de los años 50 y 60, sentimos el impulso de ponernos de pie para recibir a Coe, quien en su desarrollo como dirigente llegó a ser presidente del Comité Organizador de los Juegos efectuados en Londres en el 2012, y ahora aspira a ser el jefe de la poderosa Federación Internacional de ese deporte.

¡Cómo hubiera querido estar en Moscú en agosto de 1980, cuando los terribles rivales del medio fondo, Coe y Steve Ovett, se enfrentaron en los 800 y los 1,500 metros en medio de una espesa expectación, con las miradas del planeta sobre ellos! Una serie de problemas me impidieron ir a Moscú y Auxiliadora, quien es ahora mi esposa, cubrió esos juegos como periodista de Barricada.

Contrariando los pronósticos tan bien elaborados, Ovett derrotó a Coe en los 800 y este ajustó cuentas en los 1,500 cortando una racha de 45 victorias de Ovett en la distancia. En 1981, Coe con 1 minuto 41 segundos y 73 centésimas, quebró la marca de los 800, récord que se sostuvo imperturbable por 16 años, hasta que apareció el keniano Wilson Kipketer.

Coe se retiró en 1990 ingresando a la política, siendo electo en 1992, miembro del parlamento británico. Estará entre nosotros hasta el viernes. Un personaje del atletismo mundial que vale la pena saludar.

1,500 metros fue la prueba en la que Sebastian Coe fue campeón olímpico en Moscú 1980 y Los Ángeles 1984.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus