•   La Habana, Cuba  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Cuba se vio obligada a venir de abajo por vez primera y superó a Nicaragua por 18x14 en el quinto y último partido amistoso de que disputaron ambos equipos en La Habana, como termómetro para los Juegos Panamericanos de Toronto-2015, en los cuales la isla concluyó invicta.

El encuentro, jugado este jueves en el estadio 26 de Julio de Artemisa, en el occidente cubano, resultó muy diferente a los cuatro anteriores, en los que la isla se impuso con marcadores de 3x0, 2x0 y en dos ocasiones por nocaut de 11x0 y 11x1.

La selección pinolera fue la primera en anotar al marcarle racimo de cuatro en la primera entrada al abridor por Cuba Erlis Casanova, quien en dos tercios de actuación fue castigado con cuatro limpias, remolcadas por Gran Slam del jardinero derecho Ramón Flores.

Los cubanos ripostaron con ocho en la parte baja del primero y a partir de entonces comenzó un duelo a batazos de casi cuatro horas y media de duración y en el que desfilaron por el montículo 14 lanzadores, ocho de ellos por la novena visitante.

El choque llegó al noveno igualado a 14 carreras, pero Yurisbel Gracial le desapareció por el jardín derecho una recta en la esquina de afuera al diestro Jaysson Aburto, para dejar tendidos en el campo a los nicas.

Gracial, uno de los talentos del béisbol cubano, estuvo perfecto en el tope (7-7), además de robarse este jueves el home.

Por Nicaragua volvió a brillar con el madero el patrullero derecho Renato Morales, autor de un doble y dos vuelacercas con seis remolques.

El equipo cubano debe partir el domingo hacia Estados Unidos para celebrar cinco partidos ante la novena universitaria de ese país, también preparatorios de los Panamericanos.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus