•  |
  •  |

Seguramente, muchos años después, frente a la  montaña de recuerdos inolvidables, quienes sean testigos oculares del partido de esta tarde (5:30) entre Colombia y Argentina en esta Copa América a realizarse hoy, dirán: “Yo vi a James Rodríguez retar a Lionel Messi en un encuentro de vencer o morir, en el cual el accionar de ambos era la garantía de un show espectacular de pierna, corazón y cerebro”.

Hasta hoy, el más grande triunfo colombiano en la historia, por encima del 1-1 con Alemania en el Mundial de 1990 y del electrizante 4-4 frente a la URSS en el Mundial de 1962 en Chile, es el asombroso 5-0 clavado al equipo argentino, en 1993, durante las eliminatorias para la Copa de 1994 en Estados Unidos. Esa selección colombiana manejada por Francisco Maturana y jefeada en el campo por “El Pibe” Valderrama, sigue siendo considerada la mejor de todos los tiempos.

COFRE DE LOS TESOROS
Fue tal la amargura en Argentina por esa derrota aplastante sufrida en el Estadio Monumental de River, que la revista El Gráfico publicó su portada en negro con un titular que decía simplemente: VERGÜENZA. Fredy Rincón adelantó a Colombia 1-0 en el minuto 41, Faustino Asprilla aumentó 2-0 en el 50, Rincón volvió a la carga a los 73 con la tercera estocada, Asprilla también repitió a los 75 y cerró la agresión Adolfo “El Tren” Valencia a seis minutos del final.

Aquel carnaval quedó en el cofre de los tesoros del futbol colombiano como una referencia imperecedera y un timbre de orgullo agigantado. No tendrá ninguna incidencia hoy cuando los dos equipos vuelvan a verse las caras pensando en atravesar terremotos y huracanes, en busca de asegurar un boleto para las semifinales y encontrarse con el triunfador entre Brasil y Paraguay.

FACTOR JAMES, CLAVE
La fluidez de juego de Colombia depende de la destreza de James Rodríguez, una de las figuras más resplandecientes en la última Copa del Mundo y bujía del poderoso Real Madrid. Aunque James ha expresado su admiración por Messi calificándolo como jugador que no es de este mundo, sabe que hoy tendrá que retarlo sin ninguna inhibición, intentando ser más grande, en esa función de enlace y de definición, como factor desequilibrante.

Esa es su misión confiando en el aporte que pueden ofrecerlo un Cuadrado más enérgico y flexible que el visto hasta hoy, la facilidad de penetración de Teófilo Gutiérrez, un restaurado “Tigre” Falcao con aquel olfato y el ímpetu que lo llevaron a la esfera de lo grandioso, las proyecciones de Carlos Sánchez y la utilidad al ser llamado en cualquier instante de Jackson Martínez, un peligro para la titularidad de Falcao. Vamos, se trata de esperar a la mejor Colombia, la del Mundial que le apretó cuello y tórax a Brasil.

MESSI FABRICA MAGIA
Messi, el mejor jugador del mundo sin discusión, un fabricante de magia, ganador de un título olímpico con Argentina que busca casi con desesperación este de la Copa América, seguramente se va a mover por todo el frente de ataque buscando las conexiones con Di María, Pastore y el “Kun” Agüero que regresa a la trinchera. Lo impredecible de sus maniobras obligan a un marcaje a base de relevos, lo más aproximado posible, pero su multiplicidad de recursos asegura su capacidad para desequilibrar.

James retando a Messi hoy en cuartos de final. La responsabilidad tiene el peso de la Basílica de San Pedro y necesita de un futbol milagroso. Solo uno quedará con vida. Un duelo de ilusionistas para disfrutarlo, colocando a un lado el favoritismo del equipo argentino.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus