•   Santiago de Chile  |
  •  |
  •  |
  • EFE

La sanción de tres jornadas que hoy han sacado de la Copa América al chileno Gonzalo Jara y las cuatro que recibió el 19 de junio el brasileño Neymar han dejado al defensa y el delantero como 'los chicos malos' del torneo.

Neymar no hubiera llegado a la final, para la que los aspirantes necesitan ganar dos partidos más, si Brasil hubiera cumplido ayer las expectativas de eterno candidato al título.

Su sanción se conoció antes de la última fecha de la fase de grupos y por ello abandonó Chile sin imaginar que la excursión del resto de sus compañeros acabaría en cuartos de final, este sábado, cuando la Canarinha fue eliminada por Paraguay.

Jara cumplirá su primer partido de suspensión en las semifinales de la Copa América, frente a Perú este lunes.

La segunda fecha del castigo al central corresponderá a la siguiente jornada del torneo, a la final, si gana Chile, o si tiene que jugar el partido por el tercer puesto.

El comportamiento polémico de ambos jugadores quedó en evidencia en Chile aunque en el caso del brasileño la cadena de sus errores comenzó, por ironía, tras el pitido final del partido que el 17 de junio ganó Colombia por 0-1.

Neymar propinó un pelotazo al defensa Pablo Armero y luego un cabezazo al defensor Jeison Murillo, que se acercó a reclamarle. Y cuando vio la tarjeta roja en su camino al vestuario, el árbitro chileno Enrique Osses consignó en su informe que, además, repetidamente fue insultado por el jugador en el túnel.

La salida de casillas del jugador del Barcelona provocó una airada reacción que también costó la expulsión al ariete colombiano Carlos Bacca, para quien la Copa América terminó también ese día pues la Conmebol le dio dos fecha de castigo.

Bacca vio desde las tribunas a Colombia empatar sin goles con Perú en la última jornada de la fase de grupos y la eliminación en cuartos de final ante Argentina en una tanda de penaltis.

A pesar de recibir dos jornadas, a Bacca no le alcanzó el castigo para ingresar en el club de 'los chicos malos' pues, como explicó un miembro del Tribunal de Justicia, su reacción "fue producto de una provocación a su equipo", es decir, la doble agresión de Neymar a Armero y Murillo.

Malo, 'chico malo', demostró ser el chileno Jara, según las imágenes captadas por la televisión.

Chile y Uruguay jugaban el miércoles pasado el primer partido de los cuartos de final en Santiago. A los 62 minutos Jara, sin que lo advirtiera el árbitro brasileño Sandro Ricci, instigó a Cavani al meterle un dedo en el trasero.

El uruguayo respondió con una palmada que fue vista por Ricci, no así la acción previa del chileno. Cavanni recibió la amarilla, la segunda en ese encuentro, por lo que resultó expulsado del encuentro que ganó la Roja por 1-0.

La 'mano negra' de Jara en una jugada polémica también se vio en otro partido contra Uruguay, el 26 de marzo del 2013, en partido de las eliminatorias del Mundial de Brasil.

En ese incidente, Jara le tocó los genitales al delantero Luis Suárez, quien respondió propinándole un puñetazo.

Con la sanción de hoy a Jara y la que impuso el 19 de junio a Neymar, la Conmebol ha querido demostrar que los culpables pagarán.

El brasileño dejó 10,000 dólares a los cofres de la entidad, y Jara tendrá que consignar 7,000.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus