•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El estadounidense Timothy “Desert Storm” Bradley Jr. se agenció el título welter interino de la Organización Mundial de Boxeo (OMB), al derrotar por decisión unánime al mexicano-estadounidense Jessie Vargas, el sábado en un polémico cierre de pelea estelar de una cartelera de la poderosa empresa Top Rank, que tuvo lugar en el Stub Hub Center de Carson, California.

Bradley, un dos veces excampeón mundial, dominó buena parte de la pelea ante Vargas, y parecía que se enrumbaba a una cómoda victoria por puntos. Pero en el cierre del round 12, enfrentó algunos problemas porque una potente derecha lanzada por Vargas se estrelló en su mentón y lo puso en malas condiciones.

Vargas se lanzó a la caza de Bradley, pero tenía como principal enemigo el tiempo. Faltaban pocos segundos para que terminara la pelea, pero el veterano referee Pat Russell inexplicablemente saltó entre ambos peleadores cuando había todavía unos 7 segundos de tiempo para que culminaran las acciones.

Vargas, inmediatamente, festejó la intervención de Russell, creyendo que habían parado la pelea por ese potente derechazo que desajustó a Bradley. Pero no fue así. Russell justificó que había escuchado la campana y después de un rato de confusión, los jueces dieron el veredicto que favoreció a Bradley con ventajas de 116-112, 117-111 y 115-112.

Escuchó una campana

Esta falla la justificó Russell al decir que había escuchado la campana, pero Vargas era el dueño del ring en ese momento y se le escapó una gran oportunidad de ganar por un referee que aparentemente se equivocó sin ninguna mala intención.

Bradley dominó la pelea ante Vargas. De eso no hay duda, porque impuso su mejor boxeo e inteligencia sobre el ring. Pero estuvo a punto de ser noqueado, pero tuvo en Russell a su mejor aliado esa noche.

Luego de la pelea, Vargas declaró que protestará el resultado y apelará el resultado, para tratar que sea anulado.

“Lo tenía noqueado cuando intervino el réferi y Bradley me dijo que era un gran campeón, cuando después dieron el resultado que ganó Timothy por decisión unánime”, dijo Vargas, quien fue entrenado para este combate por el excampeón mundial mexicano Erik “Terrible” Morales.

En esta misma velada, el mexicano Oscar Valdez (17-0, 14 nocauts) mantuvo su invicto al vencer por decisión unánime a su compatriota Rubén Tamayo (23-6-4, 15 nocauts). La contienda fue dominada por Valdez, quien terminó arriba en las tarjetas de los jueces con las siguientes calificaciones: Jerry Cantú 98-90, Tom Taylor 98-90 y Zac Young 99-90.

32 victorias con una derrota y un empate es el récord de Timothy Bradley Jr. después de su triunfo del sábado sobre Jessie Vargas.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus