•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Qué pesar se sintió ver a Erasmo Ramírez retirarse del montículo el pasado 20 de junio con una tensión en la Ingle. Ese día, el pistolero rivense llegó con su escopeta afinada, derrotaba 4-0 a los Indios de Cleveland, pero sintió la molestia en la ingle y prefirió no continuar, perdiendo no solamente la posibilidad de conseguir su séptima victoria, también dejó escapar una apertura más programada para el jueves 25.

Ramírez salió de la colina en el cuarto inning sin sacar out. Solamente enfrentó a Jason Kipnis, quien le conectó hit, e inmediatamente salió del partido con tres innings de labor, permitiendo dos hits y sin aceptar carreras, sin regalar bases por bolas, además de propinar tres ponches. Parecía que iba a ser una noche brillante, lamentablemente no pudo continuar.

Esta tarde (5:10 p.m.), Ramírez vuelve a la colina para enfrentar otra vez a Cleveland en el Estadio Tropicana Field de Tampa Bay. Antes de sufrir la lesión, el nica acarreaba un ritmo feroz de sólidas actuaciones con cuatro victorias consecutivas y ganando 6 de sus últimos 7 partidos. Ojalá y este leve percance físico no afecte al serpentinero, será importante ver cómo regresa y si puede continuar con su gran momento.

Su rival

Erasmo enfrentará al dominicano Danny Salazar, quien acumula 6 victorias y tres descalabros con efectividad de 4.06. Ramírez no solamente buscará su séptimo triunfo de la temporada, también intentará mantener a Tampa (42-35) en el liderato que comparte con los Orioles de Baltimore (41-34).

Hasta el momento, Ramírez tiene 6 victorias y 2 derrotas con una efectividad de 4.23, producto de 29 carreras permitidas en 61.2 innings. Solamente le conectan cuatro jonrones, otorgan 21 bases por bolas, y propina 51 ponches, siendo esta temporada la mejor para Erasmo en su corta carrera de 3 años en Grandes Ligas.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus