•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Cristofer González venció a Róger Collado la noche del viernes pasado, proclamándose campeón minimosca Fedecentro, título regional avalado por la Asociación Mundial de Boxeo (AMB). Ganó sin objeción, no dejó dudas sobre su triunfo, pero se ve que al muchacho se le acaba pronto el oxígeno y eso no le permite finiquitar muchos combates antes del límite.

Algunos entrenadores y pugilistas cuentan de que González ha dejado de entrenar regularmente. “Después de pelear en Inglaterra contra Khalid Yafai, se perdió”, explica un adiestrador que  conoce al campeón Fedecentro. El muchacho capitalino ante los cuestionamientos y rumores, desmintió que haya perdido la responsabilidad.

“Lo que te puedo decir es que deberían de visitar el gimnasio y estar pendiente de nosotros, no hay que seguir la corriente de lo que dice la gente. Yo siempre sigo entrenando, no he parado desde que regresé de Inglaterra, sé que mi manejador Marcelo Sánchez tiene grandes peleas en el camino”, comentó González, quien antes de la pelea contra Colado volvió a presentar ciertos problemas en la báscula. 

Antecedentes

No marcó las 108 en su primer intento, tuvo que bajar una libra para cumplir con éxito en la báscula. Esta no es la primera vez que González pasa por inconvenientes en una ceremonia de pesaje cuando el pleito se pacta en 108 libras, esa pesa se convierte en un suplicio, y puede ser que el hecho de desgastarse aunque sea un poco previo a una pelea le afecte.

“Mis entrenadores siempre están encima de mí”, reiteró González, “pero si hay dudas sobre si llego o no a entrenar pueden ir al gimnasio a ver. Pude noquear a Colado, pero tiene experiencia. Uno se sube al ring a dar golpes y a recibir, el venía muy preparado. Me confié un poco pero después recapacité, busqué hacerle daño con el cruzado de izquierda, ese es mi golpe favorito, no pude noquearlo pero sé que le hice mal”, afirmó.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus