•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El Real Estelí hizo valer el triunfo 2-1 de la ida en el Independencia, para coronarse ayer en casa de los Caciques del Diriangén como campeón del torneo de Clausura del futbol del Primera División tras empatar a cero goles en la vuelta.

Los norteños comenzaron como lo hicieron en casa hace una semana, manejando el esférico, ejerciendo presión por las bandas y transitando el balón en el mediocampo, pero sin claridad en la última línea, gracias al buen parado defensivo de los diriambinos.

No obstante, fueron los Caciques quienes avisaron apenas a los dos minutos, cuando José Luis ‘Puma’ Rodríguez se combinó con el argentino Lucas Martella, quien sacó un remate de pierna derecha que se fue por encima del marco del guardameta Justo Lorente Collado.

Aunque el ‘Tren del Norte’ dispuso del balón la mayor parte del tiempo, las veces que el Diriangén se hizo con él, logró incomodar la zaga norteña, sobre todo desde el sector derecho, donde Jason Coronel estuvo muy activo enviando centros, que para su mala suerte no tuvieron buen fin.

A los 15 minutos, los estelianos tuvieron el primer chance claro de abrir la pizarra por medio de Óscar Móvil, quien cabeceó un balón centrado desde la derecha por Samuel Wilson, que terminó escapándose apenas por encima del travesaño de la cabaña de Carlos ‘Catún’ Mendieta.

‘Guerrero’ asombroso

Si hay alguien que dejó hasta el último suspiro en la cancha ese fue el colombiano Jesús ‘Chispa’ Guerrero, un verdadero dolor de cabeza para los estelianos en la banda izquierda, gambeteando, con piques largos y enviando balones a la olla. Francisco Paz tuvo que emplearse a fondo para contener la furia del cafetero.

A los 40’ minutos, los diriambinos pudieron romper el marco de Lorente, pero la intervención acertada de Rúdel Calero en zona defensiva impidió que Luis Galeano celebrara tras sacar un remate potente desde el borde del área grande, aprovechando un rebote de la defensa. Justo no podía hacer nada para impedir que perforaran su marco, pero Calero apareció de la nada enviando el balón a tiro de esquina.

En la segunda parte, Estelí arrancó como en el primer tiempo, tratando de hacerse con el esférico para impedir que los Caciques generaran ocasiones de peligro, pero no les duró mucho el plan y el conjunto ‘blanquinegro’ amenazó por medio de Martella con un disparo de media distancia que se marchó por fuera.

Posteriormente a balón parado Juan Carlos Narváez sacó un remate franco que parecía internarse en el ángulo derecho de la portería norteña, pero que se vio frustrado por la intervención de Lorente, quien se extendió a mano cambiada para rozar con lo justo el balón y salvar su cabaña.

Minutos de sufrimiento

Cuando transcurría el minuto 90, los estelianos parecían más enfocados en defender su zona que intentar sorprender a los Caciques, quienes por su parte se lanzaron sobre su rival, ejerciendo presión con balones aéreos. Galeano recibió una falta en el borde del área y era la única esperanza de los Caciques para lograr el título, pero el cobro del capitán David Solórzano se estrelló en la barrera y se desvanecieron las esperanzas.

De esta manera, los norteños se enfrentarán al Club Deportivo Walter Ferretti el próximo sábado 11 y 18 de julio, en los partidos de ida y vuelta, respectivamente, de la finalísima para definir al campeón nacional del balompié pinolero.  

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus