•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El Real Estelí y el Club Deportivo Walter Ferretti se verán las caras el próximo 11 de julio en el Estadio Independencia de la ciudad norteña, donde disputarán el partido de ida de la finalísima que definirá al campeón absoluto del balompié pinolero.

Los ‘Rojinegros’, campeones del Apertura y el  ‘Tren del Norte’, que se coronó en el Clausura tras superar a los Caciques del Diriangén, se disputarán la supremacía del futbol nacional con los ánimos por los aires. El primero por haber clasificado a Liga de Campeones de la Concacaf, acabando justamente con la hegemonía de los estelianos y los segundos porque necesitan dar un golpe de autoridad a los capitalinos.

No solo estará expuesto el título nacional, también el orgullo de ambos clubes que viven en una intensa lucha por mantener en alto el prestigio de sus organizaciones. Recientemente los norteños le dieron un golpe bajo al Ferretti arrebatándole a su zaguero derecho Josué Quijano, un dardo que tocó con fuerza las entrañas de los capitalinos. Quijano era un referente del conjunto ‘Rojinegro’, imagen de seguridad en la zaga defensiva y lealtad a la casaca de los ‘Policías’ hasta que el ‘Tren del Norte’ se lanzó por él. Ahora, los capitalinos lo verán desde la otra acera, aquella en la que pocos imaginaron verlo y aunque no jugará contra su exequipo, sumará su voto de apoyo a los ‘Rojiblancos’.

LAS PROPUESTAS   

En la final del Clausura contra los Caciques, el Real Estelí dejó una imagen muy pobre, con dominio del esférico, pero sin ideas claras y carente del “punch” de un campeón. Incluso, fueron más los diriambinos con las pocas ocasiones que tuvieron para llegar al marco rival.

¿Será que los norteños puedan superar al equipo capitalino? Su futbol dice poco, pero habrá que ver cómo maneja  el estratega de los ‘Policías’ Flavio Da Silva a sus pupilos. Desde que asumió el banquillo de los ferretistas, el entrenador carioca ha hecho un club que ataca y defiende con ideas claras, tiene aire suficiente para aguantar un ritmo acelerado y deja la piel hasta el silbatazo final.

Es la oportunidad idónea para que Daniel Cadena, Jessie López, Javier Dolmus y otros que pretenden convencer a Flavio de que tienen potencial para ser considerados titulares en los torneos que disputen, puedan exhibir sus recursos. Evidentemente, será una finalísima cargada de expectativas y el morbo natural que existe entre dos rivales eternos.  

Los norteños tienen una herida que difícilmente sanará, aún ganando la finalísima, haber quedado fuera de  ‘Concachampions’ fue una estocada al orgullo de todo un pueblo, que hizo de esa competencia una tradición durante los últimos cinco años. Sería un consuelo acariciar el título de campeón nacional y caer representaría el sepulcro de una temporada amarga para los estelianos.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus