•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Los nervios y la emoción de un muchacho debutante ya pasaron. En solamente 4 partidos jugados en Grandes Ligas, el nicaragüense Cheslor Cuthbert despierta ilusiones de convertirse en un artillero temible. Este jueves brilló con su bate, al irse de 4-2, incluyendo un triple, y dos carreras impulsadas, en el triunfo de los Reales de Kansas City sobre Tampa Bay con score de 8-3.

Apenas tiene 22 años, pero Cuthbert no parece un infante en Grandes Ligas. El muchacho tiene personalidad, camina con seguridad al cajón de bateo y el swing que ejecuta es de un bombardero con experiencia. Ayer dio su primer extrabase, mostró agresividad corriendo en las almohadillas, solamente falló con un error defensivo en roletazo de Evan Longoria, se desesperó un poco y no pudo resolver la jugada en el quinto inning.

Agresivo
Esa fue la única mancha de Cuthbert que al final no tuvo ninguna consecuencia en el partido, ni tampoco opacó su destacada actuación ofensiva, siendo uno de los mejores jugadores del encuentro. Tan bien han recibido a Cheslor que se nota el cariño de sus compañeros. Al finalizar el partido, el receptor Salvador Pérez le echó un termo de agua helada, alegrando la fiesta de Kansas que barrió a los Rays.

En solo su primer turno, Cheslor cazó una recta de 92 millas por hora lanzada por Nathan Karns, depositándola en el jardín derecho, el outfield Grady Sizemore en un esfuerzo increíble se tiró por la pelota, afortunadamente no la atrapó y esta se internó hasta el fondo de la zona de seguridad, el nica sacó a relucir su velocidad de piernas y llegó tranquilamente a la antesala, remolcando a Alex Ríos, previamente embasado por pasaporte.  Fue el primer triple y carrera impulsada de Cuthbert en su carrera, que en ese momento puso la pizarra 4-0 a favor de Kansas. El artillero volvió aparecer en el cuarto episodio, ponchándose ante una curva quiebra cintura de Karns, falló con elevado al jardín derecho en el sexto inning, y disparó hit remolcador en el octavo ante los envíos del relevista Alex Colome.

Contento
Después del partido, Cuthbert habló con el periodista Levi Luna de 8 Deportivo, mostrando su alegría por la gran actuación que tuvo contra Tampa Bay.

“Tengo que darle gracias a Dios por estar bien. Fui agresivo, me tiró una recta afuera y le di, cuando vi que a Sizemore se le escapó la pelota, prendí los motores e hice un triple. El error que cometí era una jugada de rutina, lo que pase es que quise resolver rápido”, comentó Cheslor, quien en 4 juegos acumula 5 imparables en 15 turnos (.333 de Average), con un triple, dos anotadas, y dos impulsadas.

Esta tarde (5:10 p.m.), Kansas City enfrentará a los Azulejos de Toronto. El nica jugará su quinto partido de la temporada, intentando mantener el ritmo alentador con el que ha iniciado su camino en Las Mayores.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus