•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Mientras sacaba diez outs seguidos sosteniendo una estrecha y naturalmente insegura ventaja de 5 por 4, nos parecía, como en el tango argentino, estar viendo el parpadeo de las luces que a lo lejos anunciaban el retorno a la trinchera de un restaurado Vicente Padilla. No fue así, pero el derecho no podía ocultar su ansiedad. De pronto, había vuelto a sentirse como aquel pelotero amateur interesado en ser visto y valorado.

Al finalizar el juego, a un lado de lo ocurrido, había brillo en sus ojos. “Quise ir más allá, pero estaba cansado. Eso sí, traté de dar todo lo que me quedaba en el brazo, pero no fue lo suficiente. Me gustó cómo el equipo peleó. Considero que merecimos mejor suerte”, dijo el exbig leaguer, tan interesado en colaborar, que agregó: “estaré listo para otra apertura, la que me asignen”.

“ME SENTÍ BIEN”
“Mi bola rápida estaba bien y el control respondió. Traté de pitchear bajito y mover la pelota por las esquinas. Tuve problemas cuando los lanzamientos comenzaron a subir, pero en general, me sentí bien”. Un Vicente más potable, más amable, mas integrado, se quedó un rato atendiendo a quienes deseaban tomarse fotos con él. No mostró amargura por la derrota. “Lo importante es que se jugó a toda capacidad. Pienso que estamos para más”.

El coach Julio Sánchez, no ha dormido pensando que no tienen reservas por la pérdida de jugadores que no llegaron y están tratando de hacerlo para el martes. “No podemos mover piezas. Tenemos que fajarnos con lo que tenemos, lo cual es una gran desventaja. Fue alentador ver batear al equipo, meterse en la pelea y no bajar los brazos. Esperamos que Elvin García o quien sea el abridor frente a Canadá, responda y tengamos chance. Hay mucho camino qué recorrer”, expresó.

GARTH, ECHANDO HUMO
Para Ronald Garth este despegue ofensivo es estimulante. “Estuve cerca de conectar tres jonrones. Los dos dobletes, casi lo son”, dijo el mejor bateador pinolero del juego, que hizo desaparecer una pelota rumbo a las cataratas del Niágara en el sexto episodio adelantando a Nicaragua 5-4 por un buen rato, antes de sumergirnos en la oscuridad.

“Sería bueno seguir en ese ritmo ofensivo. Me siento suelto y seguro. Estuve viendo muy bien los lanzamientos y sé que voy a ayudar mucho. La derrota nos ha golpeado, pero demostramos que deben tomarnos en cuenta, sobre todo si llegan a tiempo los compañeros pendientes”, manifestó Garth, mientras de regreso a Nicaragua, Ramón Flores, sigue esperando poder incorporarse junto con sus otros compañeros de infortunio.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus