•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Con un alto nivel, el serbio Novak Djokovic se impuso ayer en la final por 7-6 (1), 6-7 (10), 6-4 y 6-3, reteniendo su corona en el All England Club y frustró el sueño del octavo título del suizo Roger Federer.

De nuevo, Nole. El serbio se reinventó tras el duro golpe de haber caído en la definición de Roland Garros y vivió dos semanas estupendas en Londres, con su punto máximo en la final ante Federer. El N°1, con un partido soberbio, festejó en cuatro sets y se convirtió --con su tercer título en Wimbledon-- en el primer jugador en lograr defender con éxito la corona en el All England Club desde las temporadas 2006-2007, logro que, justamente, había firmado el suizo.

Destreza del serbio
En el inicio del encuentro, Djokovic volvió a mostrar su destreza para escapar en los momentos difíciles. Estuvo quiebre abajo (2-4) y llegó a tener dos set points en contra (5-6), pero salió con firmeza y se terminó quedando con el primer set tras una gran superioridad en el tiebreak. Tras un comienzo de partido de estudio y con dominio total de los servicios, Federer tomó el mando al lograr imponer la iniciativa desde la devolución: 0-40, passing a los pies de Nole y quiebre en cero. Todo en sus manos. Sin embargo, la reacción de Djokovic para el 4-4.

El serbio llegó con mejor sprint al cierre, con apenas dos errores no forzados (el primero recién en el 5-5), y sobreponiéndose a la gran mano de Federer, que con un excelente chip and charge firmó su segundo punto para set. El servicio de Nole, un aliado. Para el lado de la ventaja, dos saques abiertos para levantar los puntos límite y ace a la “T” para el 6-6. Momento clave: un rally de 22 golpes, con direcciones y ángulos para el 4-1 y dos saques. Ganó el siguiente par de puntos y una doble falta puso el 7-1 en el tie break para el 7-6 de arranque.

9 títulosde Grand Slam ha ganado el serbio Novak Djokovic en su carrera.

En la segunda manga, idas y vueltas. Federer tuvo las primeras ocasiones, con dos puntos de quiebre en el cuarto juego, pero Djokovic pareció mejor plantado desde el servicio tras salir de ese mal trago. Y hasta llegó a tener su gran oportunidad en el 5-4, tras una doble falta del suizo. Pero su derecha --de juego-- se fue larga y después sufrió la reacción de Federer: gran volea y enorme passing de revés para estirar al 5-5.

Dominio del suizo
De ahí en adelante, el suizo se sintió con el dominio del pulso. Revés cruzado y derecha invertida para un combo de winners para quedar break point. Salió Djokovic a pesar de jugar un punto extremadamente corto. Federer se iba a quedar con las ganas en ese game larguísimo, pero ya tendría su ocasión, no sin antes tener que sufrir en demasía: corrió desde atrás en un nuevo tie break, sacó dos set points (siete en total en el set) en un rally largo y un revés paralelo tremendo en defensa. Con un Djokovic en alto nive, pero algo dubitativo con su derecha, Roger no perdonó y puso paridad con un 12-10, en su segundo set point.

La historia sumó dramatismo. Puntos de quiebre sin fortuna para ambos en los primeros dos juegos, golpe con la devolución de Djokovic para el 2-1 y amenaza de lluvia inminente. Y llegó la precipitación que se esperaba desde un comienzo de partido: 3-2 y a los vestuarios. En el regreso tras la breve interrupción, sin sobresaltos: el serbio mantuvo con solidez su saque y cerró el tercer set a su favor por 6-4. Y enseguida, otro golpe de efecto: quiebre para el 3-2 e inicio de sentencia. El serbio no dejó pasar la oportunidad y, con un nuevo break, le puso cifras finales al duelo. Novena corona de Grand Slam para el N°1 del mundo, que dejó con las manos vacías a Federer.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus