•   Toronto, Canadá  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Colombia plantó bandera en el podio de los Juegos Panamericanos de Toronto 2015 con una cosecha de ocho oros en tres jornadas, a un paso de Estados Unidos, líder histórico del certamen continental, y Canadá que parece ser profeta en su tierra.

La mejor delegación latinoamericana hasta ahora, por encima de potencias continentales como Cuba, Brasil y México, acumula medallas doradas desde la halterofilia, con seis metales máximos, y desde el patinaje de velocidad, con tres preseas doradas.

El último oro lo ganó Mercedes Pérez, que ya se había colgado la máxima distinción en los Panamericanos de Guadalajara 2011, y confirmó la aplastante superioridad cafetera en una especialidad que no forma parte de su tradición. Colombia ha dado un gran salto de calidad a nivel deportivo en los últimos años, tal vez en el mejor momento de su historia, que se vio plasmado en los Juegos Olímpicos Londres-2012 con un inédito botín de ocho medallas.

Una clave es que el presupuesto estatal se triplicó en los últimos años llegando a la histórica cifra de 160 millones de dólares y otra es el trabajo en las distintas regiones del país donde se fomentan las escuelas deportivas.

Cuba, la mayor potencia de América Latina y segunda histórica en el medallero panamericano, despertó en la tercera jornada de Toronto con tres oros en canotaje y uno en halterofilia.

El boxeo y la lucha, disciplinas que aún no debutaron, pueden seguir engrosando el botín de Cuba, que al parecer mantendrá una pelea palmo a palmo por el segundo lugar del medallero general con Canadá y Brasil, aunque Colombia, que no estaba invitada a la fiesta, puede convertirse en el cuarto en discordia.

Canadá marca territorio

El anfitrión Canadá se puso una vara muy alta antes de los Panamericanos que causó incredulidad: desbancar a Estados Unidos del liderazgo general del medallero.

Los gestos irónicos por semejante osadía comenzaron a mutar porque los locales han dado una muestra de autoridad en las tres primeras jornadas con un acumulado de 37 medallas, 15 de ellas doradas, cinco más que Estados Unidos.

El sueño canadiense tiene antecedentes que al menos no lo convierten en imposible, ya que las otras dos veces que Estados Unidos no fue el campeón, los líderes resultaron ser los locales, en La Habana-1991 y en Buenos Aires-1951.

Pero el gigante se está sacudiendo de a poco: suma diez medallas doradas, con una recolección de seis entre el domingo y el lunes por la mañana. Y falta el debut de la natación y el atletismo, dos disciplinas típicas del ‘Tío Sam’, que reparten metales por doquier.

México y Brasil, dos que luchan por el podio y ahora están en cuarto y sexto escalones, tienen una puja pareja en el medallero con una acumulación de ocho medallas de oro para los aztecas, contra cinco de los sudamericanos.

En la especialidad de la casa, México confirmó su hegemonía en los clavados al sumar este lunes otra medalla dorada en el dúo sincronizado masculino, con el dúo formado por Rommel Pacheco y Jahir Ocampo.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus