•   Cincinnati, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • ESPN

Todd Frazier esperó hasta su último swing --tres veces-- para ganar anoche el Derby de Jonrones del Juego de Estrellas en su propio parque.

En ningún momento se mostró presionado.

El antesalista de los Rojos de Cincinnati se convirtió el lunes en apenas el segundo jugador en la historia en ganar el festival de cuadrangulares en casa de su equipo, luego de superar al novato de los Dodgers de Los Angeles, Joc Pederson, por 15-14 en una nueva remontada que coronó con otro largo y enfático swing.

“Con los aficionados aquí no hay presión”, dijo tras aceptar su trofeo como campeón y recibir una última ovación.

Frazier se unió a Ryne Sandberg, de los Cachorros de Chicago, en conquistar la competencia en casa, luego de que el segunda base miembro del Salón de la Fama lo lograra en Wrigley Field en 1990. Para Frazier, el título es tan gratificante como su último swing, especialmente luego de quedar en segundo lugar en el Derby del año pasado, en Minneapolis.

“Eso me motivó mucho”, dijo el ganador. “Quería volver a la competencia. Trabajé en ello durante temporadas. Estoy contento de que haya sucedido en Cincinnati, y que los aficionados pudieran disfrutar esto conmigo”.

Pederson intentaba convertirse en el primer novato desde Wally Joyner en 1986 en ganar o compartir el cetro. Sus 14 vuelacercas de la última ronda igualaron el total más alto de la competencia hasta ese momento, dejándole a Frazier el camino cuesta arriba.

Frazier lo empató con 11 segundos restantes durante su ronda de 5 minutos, y recibió 30 segundos adicionales debido a que conectó suficientes a la distancia necesaria para conseguir una bonificación de tiempo. En el primer lanzamiento de su hermano mayor, Charles, Frazier infló las mejillas y exhaló con fuerza luego de conectar una esférica con solidez. “Se fue”, dijo mientras la pelota se enfilaba rumbo a las gradas de jardín izquierdo.

Ganó sus tres enfrentamientos con su último swing, venciendo a Prince Fielder en la primera ronda y a Josh Donaldson en las semifinales.

Frazier era el favorito para ganar en el estadio de su equipo, con el objetivo de convertir el fin de semana del Juego de Estrellas en un evento exclusivo de Cincinnati. El receptor de los Cachorros, Kyle Schwarber, un aficionado de los Rojos que creció en la población cercana de Middletown, Ohio, fue el Jugador Más Valioso del Juego de Promesas, al batear el domingo un triple de dos carreras.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus