•   París, Francia  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Philippe Bianchi dijo esta semana que es “menos optimista” sobre el estado de salud de su hijo Jules, en coma desde su accidente en el Gran Premio de Fórmula 1 de Japón en octubre del año pasado, revelando en declaraciones a la radio France Info que el piloto no ha hecho “progresos significativos”.

“En general, los progresos deben darse en los primeros seis meses y hace nueve meses, y Jules todavía no ha despertado. No hay progresos significativos”, declaró Philippe Bianchi.

“El tiempo pasa y eso hace que sea menos optimista que lo que pude ser dos o tres meses después del accidente, donde podíamos esperar una mejor evolución”, explicó.

“Hay que tener los pies en el suelo y darse cuenta de la gravedad de la situación”, sentenció.

Jules Bianchi sufrió un terrible accidente con su Marussia en el circuito de Suzuka, el 5 de octubre de 2014. Desde entonces está inconsciente y su padre teme graves daños en caso de que despierte.

“Nos dijo que si algún día sufría un accidente del tipo del de Michael Schumacher (víctima de una grave caída haciendo esquí que le dejó en coma), que si tuviera una secuela que le impidiera conducir, que le costaría soportarlo. Era su vida”, añadió Philippe Bianchi.

Jules Bianchi, de 25 años, fichó por Marussia como piloto titular en 2013. Disputó 34 Grandes Premios y consiguió 2 puntos en el Mundial de Fórmula 1.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus