•   La Paz, Bolivia  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El tesorero de la Conmebol y presidente de la Federación Boliviana de Fútbol (FBF), Carlos Chávez, fue detenido este viernes en el marco de una investigación por corrupción, que alcanza también a otros directivos del fútbol nacional.

El Ministerio Público informó que "emitió la orden de aprehensión" en contra de Chávez, "en el marco del proceso de investigación sobre presunta corrupción en el manejo de recursos que ingresaron a nombre del país", según un comunicado entregado a la AFP.

Un informe presentado por la Fiscalía de Estados Unidos y el FBI, el 27 de mayo, provocó la detención de varios directivos de la FIFA. Las investigaciones arrojaron que al menos 7,5 millones de dólares habrían sido destinados a la Federación Boliviana.

Noticias sobre escándalo de corrupción de la FIFA

Chávez eludió un procedimiento similar en junio debido a que asistió a la recientemente pasada Copa América Chile-2015.

Según el escueto comunicado, Chávez "prestó su declaración informativa ante la comisión de Fiscales que investiga el caso" durante ocho horas.

El jerarca del fútbol boliviano, reelegido en el cargo el año pasado en una polémica votación, deberá comparecer ahora ante un juez cautelar en las próximas 24 horas.

También fue arrestado el secretario general de la FBF, Alberto Lozada, por supuesto amaño de partidos internacionales. "Nos han detenido a toditos", confirmó el funcionario, en una breve comunicación con el portal de DIEZ.bo del diario El Deber.

Estafa agravada

El fiscal Iván Montellano basó su decisión en una denuncia de "estafa agravada con víctimas múltiples", interpuesta por el dirigente de Bolívar, Wálter Zuleta, en junio pasado.

El juez deberá decidir si los detenidos, que se encuentran en una celda de la Fuerza Especial de Lucha contra el Crimen (Felcc), siguen aprehendidos o son procesados en libertad.

Una autoridad judicial dijo en junio que Chávez y otros tres altos dirigentes "serían los presuntos autores de los hechos que se vienen investigando", entre ellos uso de beneficios en razón del cargo, legitimación de ganancias ilícitas, uso indebido de influencias y organización criminal.

El mandamás del fútbol boliviano, que siempre ha negado las acusaciones, dijo a la prensa antes de ser aprehendido que no está aferrado al cargo ante algunos pedidos de que dimita, entre ellos del presidente Evo Morales y de la Asociación Nacional de Fútbol (ANF), que agrupa al fútbol aficionado.

"La ANF no pidió mi renuncia, porque yo me reuní con la ANF y no pidió mi renuncia, la mitad de los clubes tampoco hicieron, firmaron una carta de manera manipulada, pero no lo hicieron; pero nadie se aferra al cargo ni a nada", dijo en Sucre (sureste), donde funciona la Fiscalía General.

Junto a Chávez también son investigados el extitular de la Liga Profesional, Fernando Humérez, y el presidente de la ANF, Jorge Justiniano, además del secretario de la FBF, Pedro Zambrano.

Desde que estalló el escándalo de corrupción de la FIFA, en mayo, un total de 23 personas fueron citadas por el Ministerio Público para brindar declaraciones informativas a la justicia boliviana.

Amplios sectores del país consideran pernicioso que existan tres estructuras en el fútbol: la FBF que se encarga de la selección y de torneos internacionales, la Liga del Fútbol Profesional Boliviano, que organiza los partidos de la primera división, y la Asociación Nacional de Fútbol, a cargo de campeonatos regionales.

Chávez tenía previsto llamar para el 9 de octubre a una cumbre del fútbol.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus