•   Rodez, Francia  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El belga Greg van Avermaet (BMC) se impuso este viernes en la 13ª etapa del Tour de Francia, con final en Rodez, en una jornada de transición para el pelotón camino de los Alpes, por lo que el británico Chris Froome sigue líder de la general.

El pelotón dio caza a tres fugados en la última rampa final, una dura pendiente de solo 570 metros, y Van Avermaet aguantó en el sprint al eslovaco Peter Sagan, gran favorito a la victoria en Rodez, y se apuntó la tercera victoria en este Tour para el equipo BMC.

Bajo un calor sofocante, la etapa entre Muret y Rodez, llana en su primera parte y accidentada la final, los corredores se lo tomaron con tranquilidad tras las tres últimas etapas en los Pirineos.

Nada más darse el banderazo inicial, varios corredores intentaron zafarse del grupo principal hasta que enseguida se formó la fuga, con corredores sin aspiraciones en la general: Alexandre Geniez (FDJ), Thomas De Gendt (Lotto-Soudal), Cyril Gautier (Europcar) y Wilco Kelderman (Lotto-Jumbo), a los que se unieron poco después Nathan Haas (Cannondale-Garmin) y Pierre-Luc Périchon (Bretagne-Séché).

Fuga de seis corredores

Los escapados tomaron enseguida una diferencia alrededor de los 4 minutos (km 50), que se fue hasta una máxima de 4’45” en el km 80, aunque no fue a más por el ritmo impuesto por el Tinkoff en el pelotón, buscando llegar agrupados a la meta, donde uno de los favoritos para la victoria parcial era el eslovaco Peter Sagan, maillot verde de la regularidad, pero sin ningún triunfo de etapa hasta el momento.

Los seis de cabeza fueron engullendo kilómetros de carretera, hasta que a falta de 15, cuando el pelotón tirado casi siempre por el equipo de Contador y Sagan estaba a poco más de un minuto, comenzaron a atacarse para tratar de reducir el grupo de aspirantes a la victoria.

El grupo cabecero se redujo a la mitad, con Kelderman, Gautier y De Gendt, pero la escapada estaba condenada al trabajo, ya que por detrás de otro equipo, como el Orica o el MTN-Qhubeka, relevaron al Tinkoff. Los tres fugados se plantaron con unos metros de ventaja de unos segundos en los últimos 570 metros hasta meta, una dura pendiente del 9.6%.

Van Avermaet saltó de lejos, superó a los fugados, y sacó unos metros al pelotón, salvo a Sagan, que se pegó a su rueda. Cuando parecía que el eslovaco iba a superar fácilmente al sprint al belga, el corredor del BMC sacó fuerzas de donde no había y se llevó la etapa, la tercera para su equipo en este Tour.

Sin cambios en la general

Tras esta jornada de transición hasta la batalla de los Alpes la próxima semana, Froome se mantiene como líder de la general con 2’52” sobre el estadounidense Tejay Van Garderen, segundo, y 3’09” sobre el colombiano Nairo Quintana, que forman el podio provisional de la carrera.

El español Alejandro Valverde es cuarto a 3’58” y su compatriota Alberto Contador sexto a 4’04”, mientras que Nibali está algo más distanciado, noveno a 7’47”.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus