•   Mende, Francia  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El colombiano Nairo Quintana (Movistar) se colocó segundo en la general del Tour de Francia, por detrás del líder Chris Froome, tras la 14ª etapa, ganada por el inglés Stephen Cummings después de una larga escapada, este sábado en Mende.

En el último ascenso de la jornada, La Croix Neuve, un fuerte repecho de 3 km al 10.1%, Quintana atacó en varias ocasiones y al final solo pudo seguirle Froome, entrando juntos en la meta, varios minutos después de que Cummings diera la primera victoria en la historia del Tour a un equipo africano, el MTN-Qhubeka.

El inglés del equipo sudafricano formaba parte de un grupo de una veintena de corredores que se escaparon al inicio de la jornada, entre ellos los colombianos Rigoberto Urán (cuarto en la meta) y Jarlinson Pantano (12º), y sorprendió a los franceses Romain Bardet y Thibaut Pinot, que habían coronado con unos metros por delante la cima de la Croix Neuve, última dificultad montañosa del día, donde Quintana lanzó el ataque que le permitió superar al estadounidense Tejay van Garderen en la general.

Urán y Pantano en la fuga

En la primera parte de la etapa, más accidentada, numerosos corredores trataron de escaparse y se formaron varios grupos por delante del pelotón, hasta que en el km 74, bajo el imponente viaducto de Millau, la cabeza estaba formada por un grupo de 7 corredores (entre ellos los colombianos Rigoberto Urán y Jarlinson Pantano) y otro por detrás, de otros 13 ciclistas, con los franceses Romain Bardet y Thibaut Pinot, y los belgas Jan Bakelants y Greg van Avermaet, el ganador de la etapa del viernes, como hombres más destacados.

Con el pelotón a más de siete minutos de distancia, los dos grupos cabeceros se reagruparon en uno solo unos kilómetros después.

El polaco Michal Golas y el esloveno Kirstijan Koren abandonaron el grupo de fugados y pasaron por la pancarta de 10 km para la meta con 10 segundos de ventaja sobre el resto de escapados y más de 5 minutos sobre el pelotón.

Froome, sin compañeros

Con la victoria de etapa sentenciada para uno de los fugados, en la última subida del día, la cota de la Croix Neuve, un fuerte repecho de 3 km al 10%, el grupo perseguidor dio caza a los dos hombres por delante y el francés Romain Bardet fue el primero en atacar en ese repecho.

Por detrás, Quintana lanzó un ataque, al que solo pudo responder Nibali y Valverde, mientras que Froome, por primera vez en el Tour, estaba solo, con unos metros por detrás del colombiano.

Nibali cedió, al igual que el estadounidense Tejay van Garderen, y la carrera se convirtió en un mano a mano entre Quintana y Froome, con Contador y Valverde mirándolo unos metros por detrás.

Contador se quedó en un primer momento con Froome. “No tuve fuerzas para seguirle, pero cada día tengo mejores piernas y hay tiempo y etapas hasta París. Espero ir a más”, añadió el líder del Tinkoff.

Froome y Quintana entraron casi juntos en meta, con unos segundos sobre Valverde, Contador y Nibali. Van Garderen entró a 39 segundos de Quintana, con lo que perdió la segunda plaza de la general en favor del colombiano.

“La verdad es que Froome ha dado un buen golpe de autoridad. Nosotros hemos hecho una buena carrera, pero hay que ser realistas: hoy ha sido superior”, admitió el español Alejandro Valverde, compañero del colombiano en Movistar, que precisó, no obstante, que “el Tour no está acabado”.

En la general, Froome aventaja en 3’10” a Quintana y en 3’32” a Van Garderen, que ahora está amenazado por Alejandro Valverde (cuarto a 4’02”) y Alberto Contador (quinto a 4’23”).

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus