•   Baltimore, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • EFE

La selección de Estados Unidos dio ayer una demostración de autoridad en la Copa Oro que se disputa en su territorio (ciudad de Baltimore), al avanzar a las semifinales con una goleada por 6-0 a Cuba, en una tarde inspirada de Clint Dempsey, autor de tres tantos, uno de ellos de penalti.

Estados Unidos se medirá el miércoles en semifinales con el mejor de la serie entre Jamaica y Haití, cuyo partido se jugó más tarde.

Dempsey, el máximo goleador de la competición con seis, allanó pronto el camino del triunfo en el primer partido de cuartos de final con un gol de cabeza a los 4 minutos.

Gyasi Zardes aumentó a los 15, Aron Johansson dio perfil la goleada a los 32 y sobre el filo del primer tiempo Omar González dejó la cuenta en 4-0.

Con todo decidido, el equipo de las Barras y las Estrellas dedicó la segunda parte a administrar la ventaja y minimizar el gasto físico en un encuentro sin equivalencias que se jugó con alta temperatura y elevado índice de humedad.

No obstante, el equipo de las Barras y las Estrellas dio incontestable peso a su superioridad con los otros goles de Dempsey. 

El siguiente llegó a los 64 minutos, cuando ejecutó un penalti a lo Panenka, y puso la guinda con el tercero de su cuenta personal a los 77.

Estados Unidos alcanzó con este resultado la mayor goleada propinada en sus participaciones en la Copa Oro. Antes había infligido un 5-0 también a una selección cubana.

Fue la novena victoria consecutiva de Estados Unidos sobre Cuba en partidos oficiales, incluidos cinco en ediciones de la Copa Oro.  La última, dos años atrás, fue por 4-1.

El partido de semifinales de Estados Unidos se jugará en el Georgia Dome, de Atlanta.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus