•   La Habana, Cuba  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El cubano Ruperto Herrera, uno de los astros del baloncesto cubano en la década de los 70, será exaltado al Salón de la Fama de ese deporte junto a otras ocho figuras, entre ellas el estadounidense Michael Jordan, informó este domingo la Federación Internacional (FIBA).

La FIBA anunció que Herrera y Jordan “formarán parte de la generación de nueve jugadores que serán integrados al Salón de la Fama el 19 de septiembre venidero, en una ceremonia prevista para Lille, Francia”, en una nota divulgada por la emisora Radio Rebelde.

Herrera, integrante de la llamada generación dorada del baloncesto cubano, tuvo su premio más encumbrado la medalla de bronce olímpica en Múnich 1972, aunque intervino en tres lides más de este nivel: México-68, Montreal-76 y Moscú-80.

También obtuvo ocho títulos en la liga nacional cubana, un cuarto lugar en el campeonato mundial en San Juan 1974, así como un bronce y dos cuartos lugares en Juegos Panamericanos.

Cumplió funciones de entrenador y federativo de la disciplina desde la década del 90, responsabilidades que cesaron cuando sus dos hijos, baloncestistas de la selección principal, Roberto Carlos y Ruperto Herrera, abandonaron el país.

“No puedo negar que es muy impactante. Es un orgullo no solo para mí, sino para el baloncesto cubano”, comentó al diario Juventud Rebelde desde Toronto, donde cumple funciones de secretario del Comité Olímpico Cubano.

Señaló que lo vio jugar a Jordan varias veces en vivo, “pero ahora estaremos juntos, en la misma cancha”, aseveró en referencia al salón.

El mítico Jordan tiene en su vitrina personal seis campeonatos de la NBA y dos oros olímpicos 1984 y 1992, esta última con el conocido “Dream Team”.

Además de Herrera, otras figuras cubanas ya aparecen en Salones Mundiales de la Fama, entre ellos Omar Linares (beisbol), Filiberto Azcuy (lucha) y Alberto Juantorena (atletismo), en tanto hace solo unos días se informó que Driulis González se sumará en el judo.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus