Flavio García
  •   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Tras la discreta actuación de la Selección Nacional de Beisbol en los Juegos Panamericanos de Toronto 2015, ganando un juego en seis partidos, la pregunta sobre lo que pueda hacer Nicaragua en estos niveles de competencia sigue siendo la misma: ¿A dónde llegaremos sin inversión?

Los demás países a los que la tropa pinolera se enfrentó en este torneo panamericano se han alejado y los resultados son notorios, perdiendo contra República Dominicana 8-5, rival al que se pensó derrotar. 

Igualmente se creía que frente a Canadá se podía sacar un triunfo, pero el resultado jugó en contra y se perdió 9-1. Ante Puerto Rico, esa sed de victoria estaba sobre la mesa y al final del desafío los boricuas prevalecieron 5-3, despidiendo a los nicas del torneo. 

Lógicamente se pueden hacer valoraciones de ganar en cualquier torneo, porque esa ilusión siempre está. Pero no se puede luchar contra la realidad: estos países ante los que se perdió, invierten, cuentan con mejor talento y recursos para encontrar un lugar en el podio. 

Tristemente, es imposible que en un país con necesidades de mayor prioridad pueda invertir millones de dólares en el beisbol u otro deporte para competir a ese nivel de exigencia. De manera que seguiremos esperando los destellos esporádicos como los de Orlando Vásquez, logrando seis medallas en levantamiento de pesas.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus