•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

¡Ahora sí hay democracia! El Walter Ferretti, con una imperial actuación de Denis “El Pulpo” Espinoza y un gol de Dani Cadena, empató anoche 1-1 con el Real Estelí en la vuelta de la finalísima en el Estadio Nacional de Futbol, terminando con la dictadura de los norteños y convirtiéndose así en el nuevo rey del futbol pinolero.

Estelí había ganado 8 títulos nacionales seguidos. Anoche el Ferretti hizo cenizas al Estelí, ese equipo que mostraba elegancia hace unos años es solo un recuerdo, mientras llora porque nunca llegó una renovación exhaustiva en el club. La realeza envejeció, mientras los capitalinos han rejuvenecido y ayer podría quedar marcado como el día de la nueva era en el balompié nica.

¡Un suplicio!

Sufrió el Ferretti, asediado en la agonía del desafío por el empuje de un “Tren”, que encendió sus motores demasiado tarde. Después de ganar 1-0 en la ida, en el estadio Independencia, el plan del conjunto capitalino era marcar lo más pronto posible, pero sin perder la cabeza. Ya lo anunciaba el uruguayo Bernardo Laureiro, el maestro de la orquesta y anotador del gol en Estelí, que no debían desesperarse. “Los urgidos son ellos”, comentó el charrúa.

Con esa mínima ventaja de un gol, el Ferretti jugó la ruleta de la suerte y salió premiado en solo el arranque del partido. Dani Cadena, ese delantero fulgurante a quien de la noche a la mañana se le apagó la llama, siendo excluido de la selección nacional, marcó un artístico gol con una volea zurda, apenas en el segundo minuto de juego.

Apostó Flavio da Silva por Cadena y no falló. Después del gol volvió a ser una sombra en la cancha, pero eso no importa ahora; apareció una vez, apretó el gatillo y mató a los norteños. 

Faltó contundencia

Fue un primer tiempo pálido, el Ferretti a pesar de neutralizar en muchos lapsos del partido a Estelí, no pudo impedir que los norteños crearan ocasiones y así apareció Denis Espinoza con tres atajadas prodigiosas, entre esas un penal tapado al mexicano Manuel Rosas, quien perdió el duelo psicológico con el “Pulpo” y disparó al lado derecho de la portería, donde el arquero le había anunciado la ejecución.

Esa fue la jugada clave del partido. Ese gol habría dado el título a un Estelí que se ve seriamente afectado por la ausencia de un jugador como Juan Barrera. Samuel Wilson es un gran futbolista, pero ya no brilla ni es capaz de iluminar un partido como lo hace Barrera, un irremplazable que hoy lloran los norteños tras su partida a Europa.

En el segundo tiempo, Estelí salió más decidido pero con pocas ideas. Sacó petróleo en el empuje contra su rival, una mano del defensor Donald Parrales dentro del área se transformó en un penalti. Wilson espantó a Rosas, y esta vez sí, Estelí marcó con un disparo suave de Wilson colocado a la derecha de Espinoza.

El gol encendió las alarmas en el Ferretti. Laureiro intentó darle pausa al partido, pero el acoso de Estelí se hizo más intenso. Intentó Wilson con un disparo de zurda, tapó Espinoza, De Souza también quiso fusilar a Denis con un misil a larga distancia y aparecieron los tentáculos del “Pulpo”, otra atajada sublime del arquero tirándose bajo el palo izquierdo, acabó con las ilusiones norteñas.

Estelí ahora tendrá que iniciar una reconstrucción a partir de la tristeza de sucumbir. Mientras una nueva dinastía podría haber empezado anoche con la conquista del Ferretti, campeón nacional y dueño del cupo de la Concachampions. Llora Estelí, sonríen y celebran los capitalinos.

8 campeonatos nacionales de forma consecutiva había conquistado el Real Estelí, que anoche sucumbió ante el Walter Ferretti, nuevo campeón nacional.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus