•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Nicaragua no pudo continuar con su dominio sobre Estados Unidos en el beisbol menor, ya que anoche perdió 15-3 en el despegue del Campeonato Mundial U12, en Taiwán.

Se espera más de la tropa al mando de Asiel Morales, sobre todo porque en el Campeonato Panamericano realizado el año pasado, en México, la tropa pinolera se impuso en par de ocasiones, incluyendo el partido final.

Pero ayer en Taiwán, los estadounidenses no se anduvieron con contemplaciones. Batearon con soltura al pitcheo nicaragüense, pese a la confianza que existía alrededor del abridor Elián Rayo, sin duda el pelotero más completo de esa tropa.

Rayo fue enviado al montículo, pero en el mismo primer inning le anotaron en par de ocasiones, con cuatro imparables y un boleto. En el segundo, aceptó la tercera del partido al aceptar un doble de Cody Schrier y una más en el tercero.

Los nicas descontaron en el segundo con un imparable de Norvin Olivas ante el abridor estadounidense Tommy Dilandri y una más en el tercero anotada por Cristian Moreno, que estrechó la pizarra 4-2.

Pero Estados Unidos marcó la diferencia con un rally de cuatro en el cuarto y otro rally de cuatro en el quinto, para mover la pizarra 12-2. El bullpen de los nicas desfiló después de Rayo con Emilio Rostrán, Danny Galeano, Luis Romero y Marcel Villanueva.

Nicaragua descontó una en el quinto para mover el marcador 12-3, muy distante, en medio de una pobre ofensiva. Sin embargo, Estados Unidos anotó las últimas tres en el inicio del sexto, para dejar que los nicas simplemente tomaran su turno al bate en el cierre del sexto, para finalizar el partido.

Se esperaba mucho de Rayo anoche, pero fue atacado en su labor de 3 innings con 6 hits y 6 carreras, todas limpias. Además, dio 5 bases por bolas y 6 ponches.

A la ofensiva, Nicaragua apenas disparó 3 hits, contra 15 de Estados Unidos. No obstante, apenas es el primer partido del Mundial y los infantiles tendrán la oportunidad de enderezar la nave esta noche (8:00), cuando enfrenten a Francia en su segundo compromiso.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus