•   Francia  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El colombiano Nairo Quintana recortó 30 segundos (más dos por la bonificación como segundo de la etapa) al líder del Tour de Francia, Chris Froome, en la 19ª etapa, ganada ayer por el italiano Vincenzo Nibali, y se coloca a 2’38” del corredor británico.

En una etapa alpina muy movida, Quintana atacó a cinco kilómetros de la cima de La Toussuire y Froome, al que su equipo ya no está ayudando como en los Pirineos, no pudo responder al ataque del colombiano por primera vez en este Tour.

Tras la etapa, Quintana lamentó haberle recortado solo 30 segundos. “He arrancado buscando el mejor momento para sacarle buen tiempo y distancia a Froome, pero al final se ha defendido bien y ha sido poco tiempo lo que le he podido quitar”, dijo.

Con un recorrido como el de la etapa de este viernes, con un puerto de primera categoría de 15 km nada más darse el banderazo, no podía esperarse otra cosa que batalla desde el primer metro.

Se formó un grupo cabecero de unas 30 unidades, hombres que buscaban la victoria de etapa, en las primeras rampas de ascenso al inédito Col de Chaussy. Esa subida no tuvo consecuencias entre los favoritos.

Froome, sin compañeros
En el descenso y el tramo de llano hasta el Col de la Croix de Fer, el pelotón del líder cazó a los escapados y Froome pudo recuperar a varios compañeros, pero el Astana imprimió un gran ritmo al inicio del segundo puerto de la jornada, hasta que atacó Nibali.

El italiano aprovechó un problema mecánico de Froome (se tuvo que parar para quitar un trozo de alquitrán enganchado en su rueda) para dejar al grupo de los favoritos, ya muy reducido. El líder se quedó unos metros descolgado, pero los Movistar no se movieron y Nibali abrió hueco.

“Pienso que su gesto no fue deportivo”, declaró enfadado Froome al término de la etapa, cuando tuvo un cruce de palabras con el italiano.

“Le he dicho exactamente lo que pensaba de él”, añadió el líder.

En la cima coronó en primer lugar el francés Pierre Rolland, que se había fugado en el llano, Nibali cruzó la pancarta a 1’05” del fugado y el pelotón del líder 51 segundos después del italiano.

En el Col du Mollard, Rolland coronó primero, con Nibali ya a su rueda, y el pelotón lo hizo a 1’45”, unas diferencias que se mantuvieron en el descenso que llevó al pie del ascenso final de 18 km a La Toussuire.

En las primeras rampas de ese puerto, las más duras, Nibali dejó a Rolland mientras que por detrás era el Movistar, con José Herrada, el que marcaba el ritmo del grupo de los favoritos, hasta que cedió y tomó el relevo el Tinkoff con el polaco Rafal Majka, en tanto Froome iba cómodo a la rueda del holandés Wout Poels, el único Sky que acompañaba a su líder.

Como nadie acaba por detrás, el campeón de Itala fue ganando terreno y aventajaba el grupo del líder en 2’20” a falta de 10 km para meta.

Nairo pasa al ataque
A falta de 5 km, Quintana atacó con fuerza y solo Froome, Contador y Valverde pudieron seguirle al principio, aunque el ritmo endiablado del colombiano hizo que los dos españoles perdieran terreno primero y, después, fue el propio Froome quien se distanció.

Quintana recortó un minuto a Nibali en apenas dos kilómetros, pero Froome aguantaba el tirón del colombiano y solo estaba distanciado en 15 segundos a falta de tres km para meta.

Pero ese tramo final no era tan exigente como el inicio del puerto y Nibali pudo llegar solo a la meta, con 44 segundos de ventaja sobre Quintana y 1’14” sobre Froome.

A falta de la 20ª y penúltima etapa, hoy con final en Alpe d’Huez, Froome aventaja en 2’38” a Quintana y a 5’25” de Valverde, que siguen ocupando el puesto provisional, pero Nibali ya está cuarto a 6’44” y Contador es quinto a 7’56”.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus