•  |
  •  |

En su famoso libro “El hombre que fue jueves”, ese estupendo escritor y periodista británico que fue Gilbert Chesterton, dice que POÉTICO, es todo aquello que dándole forma, hace que las cosas salgan bien. Así que el pitcheo realizado por Erasmo Ramírez desde el 24 de mayo, ganando seis juegos y perdiendo solo uno en sus últimas nueve aperturas con dos excelentes trabajos sin decisión, ha sido -según Chesterton- próximo a lo poético.

SE ESCAPÓ EL NOVENO TRIUNFO

Hace unos días en el Roger Center de Toronto, vi a Erasmo lanzar contra el respetable bateo de los Azulejos con Donaldson, Bautista y Pilar, limitándolos a solo una carrera en cuatro entradas y dos tercios. Víctima del atrevimiento de un aficionado que arrebató a James Loney una pelota elevada por Devon Travis a la zona faul de la primera base, Erasmo fue golpeado en el siguiente lanzamiento por un doble impulsador del “resucitado” Travis.

El joven manager Kevin Cash, siempre apurado con sus abridores confiando al extremo en su bullpen, se lo llevó. Finalmente los Rays ganaron y Erasmo quedó ileso dejando constancia del gran momento que está atravesando, aunque lamentablemente sin tener que ver en la decisión favorable. Sin embargo, sin excedernos en las valoraciones desviados por nuestras simpatías, más allá de sus 8 triunfos por 3 reveses, Erasmo es por ahora, el mejor brazo disponible de los Rays, incluso encima del ganador de 9 juegos Chris Archer, quien ha perdido 7 veces.

UN PITCHER RESTAURADO
Cuando cayó el telón de la temporada del 2014, Erasmo estaba pitcheando en la burbuja de la incertidumbre. Ese balance de 1-6 con 5.26 en carreras limpias impulsó a los Marineros a cambiarlo, recibiendo de Tampa al zurdo de 26 años Mike Montgomery, actualmente con registro de 4-4 y 3.25 en efectividad. Con los Rays, el nica registró un inicio fatal permitiendo 15 carreras limpias en sus primeras 5 entradas y un tercio, con un porcentaje terriblemente deteriorado de 25.31, que provocaba escalofríos.

A partir de ese momento, comenzó sigilosamente un esfuerzo de enderezamiento, y después de ser afectado por 5 carreras de los Atléticos en la derrota por 7-2 el 24 de mayo, se transformó por completo, mejorando drásticamente su efectividad hasta el 3.54 que exhibe al subir hoy a la colina, a eso de las 4:10 p.m., para enfrentar a los Orioles, un equipo recién barrido por los Yanquis, que abre fuego con tres bateadores sobre los 285 puntos: Manny Machado, Jimmy Paredes y Adam Jones, y presenta como cuarto leño al bateador de 21 jonrones y 55 empujadas, Chris Davis.

LO RETA MIGUEL GONZÁLEZ
En la acera de enfrente estará el zurdo mexicano de 31 años con 4 de experiencia en las Mayores, ganador de 8 juegos como Erasmo, pero con 6 derrotas y 4.21 en carreras limpias. El pinolero que está lanzando bajito, manejando las esquinas, trazando pincelazos y capaz de acelerar algunos de sus lanzamientos a 94 millas por hora, se observa revestido de una confianza exuberante, aunque cuando se trata de fajarse en la Gran Carpa, no hay nada escrito, ni cuando trabajaba alguien tan macabro como Sandy Koufax.

De pie frente a los televisores amigos, hoy lanza Erasmo. Sin cruce de dedos, todas nuestras miradas estarán sobre él pitcheo tras pitcheo.

No basta rezar, solo deseamos que ojalá pueda lograr otro trabajo poético.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus